Storytelling para vender

storytelling-para-vender

En esta época del Big Data, el SEO on page y el Ad Blocking conviene pisar tierra de vez en cuando y volver a poner en valor las relaciones personales, de tú a tú, para aprender de los procesos de venta. En relación a este tema, voy a contar una historia real de storytelling para vender que me ocurrió a mí una mañana de agosto.

Iba a comprar el pan y noté que, para ser agosto, había bastantes personas yendo y viniendo por las calles del centro de Arrasate. Se notaba a la gente sonriente y alegre, influenciada por el sol y las vacaciones.

_ “¿Puedes ofrecerme 5 minutos de tu tiempo?”

Fue lo que me preguntó, de repente, un joven treintañero con pintas de universitario.

Normalmente, a las personas que intentan en la calle venderte algún producto, recoger firmas o conseguir una suscripción se les suele ver a la legua. Pero esta vez no me di cuenta y me pillaron por sorpresa. Porque sí, yo también soy de los que a menudo cruzo de acera, finjo tener prisa o me hago el sueco. A veces desconfías y otras veces prefieres no poner a prueba tu conciencia ante una campaña con la que te podrías identificar. No fue el caso, porque, como te digo, no me dio ni tiempo.

Tras mostrarme las preceptivos credenciales, me explicó que era de una organización, tipo ONG, que trabaja en la ayuda a los refugiados. “Gracias, eres el primero que se para en una hora”. Desde el primer momento me pareció un tipo que transmitía confianza, buena persona y profesional competente. Me explicó que hacía pocos días había llegado de Camerún (los mayores desplazamientos de refugiados ocurren dentro de África) y me preguntó si estaba dispuesto a colaborar  con 50 céntimos al día.

Para reforzar su argumentación me enseñó un sobre que contenía un complemento alimenticio, al parecer, muy eficaz para atajar la desnutrición infantil. “Cada sobre cuesta 25 céntimos y, en pocos días, consigue acabar con la desnutrición”, me explicó.

A fin de concretar aún más mi hipotética colaboración, me propuso un periodo de cuatro meses de cooperación, con una aportación de 15 € mensuales, sin ningún tipo de compromiso a largo plazo, y con la posibilidad de interrumpirlo incluso antes de cumplidos esos 120 días.

Para terminar, me convidó a ver mediante TV a la Carta un reportaje sobre refugiados en el que explicaban cómo trabajar la organización sobre el terreno.

No desvelaré si, finalmente, me convertí en colaborador temporal de esta organización o no, pero he de confesar que me vendió muy bien su historia y su producto. Explicaré por qué:

  • Logra despertar mi empatía a base de sencillez y naturalidad.
  • Con un storytelling fácil de contar (su trabajo en Camerún, los casos de desnutrición infantil) y, más fácil aún de recordar, consigue conectar conmigo.
  • Apela siempre a hechos (situación de la infancia en campos de refugiados) y soluciones muy concretas (sobres de complementos alimenticios), apoyados en pequeñas cantidades de dinero (25 céntimos por sobre, 50 céntimos de aportación diaria), asumibles prácticamente por cualquier ciudadano de a pie.
  • Es muy fácil de visualizar toda la historia que me está contando, en la que todos los datos están en su contexto.
  • La invitación a ver el reportaje televisivo es una manera de intentar prolongar el efecto de la historia; además, mediante el contenido de un tercero que se hace prescriptor de la organización al mostrar y valorar su trabajo.

No hay duda en que en la intervención de este cooperante callejero estaba todo estudiado y planeado, y no había elementos dejados al azar. Sea un proyecto humanitario, sea un producto de consumo, o sea un servicio, hay pocas cosas que se vendan solas. Con una bien trenzada historia, que dé contexto a los datos y transmita valores, más una buena puesta en escena, los resultados vendrán solos.   

  

     

     

Wearables, el futuro ya esta aquí

wearables

Hoy ponemos un ojo en una de las tecnologías relativamente joven, y es la de los wearables. Los wearables poco a poco se van introduciendo en la sociedad, aunque todavía somos reacios a utilizarlos o simplemente muchos quedan algo lejos del alcance de un usuario medio. También tenemos que decir que no nos cabe duda de que darán mucho que hablar en un futuro cercano.

Hasta ahora lo que hemos visto de los wearables han sido complementos más o menos complejos de nuestro smartphone, como por ejemplo, para recibir notificaciones o monitorizar nuestro ejercicio físico.

Según la consultora Gartner la venta de wearables aumentará un 38% en 2017 respecto a 2016. Y como ya se afirmó en el pasado Mobile World Congress 2016 de Barcelona, los wearables, junto con la realidad virtual, son tendencia.

Si echamos un vistazo a los wearables más comunes que nos rodean son tales como relojes o pulseras que controlan la actividad física. Pero, si vamos más allá, nos encontramos por ejemplo con los Tech Tattoos utilizados en diferentes sectores como el militar o la salud, los cuales controlan las constantes vitales de las personas que los llevan con gran precisión.

tech-tattoo

Otro ejemplo, en este caso para la industria, son los ProGlove; unos guantes que ayudan a los operarios realizando escaneos, documentando la actividad realizada, corrigiendo errores etc.

proglove

Fuente: ProGlove

MYO también es otro ejemplo de wearable que nos permite controlar con nuestras manos diferentes dispositivos sin tocarlos mediante la lectura de los movimientos musculares, nos recuerda a la película Iron Man donde el protagonista controla su armadura utilizando las manos y mediante gestos.

Podemos realizar una lista larguísima con diferentes dispositivos que resultan casi surrealistas, por la cantidad de cosas que pueden llegar a hacer.

Pero lo que tenemos que tener en cuenta es que éstos cada vez tomarán más fuerza y que serán objeto de estudio para las diferentes empresas de servicios y, sobre todo, para la publicidad y las nuevas formas de llegar a los usuarios. Por tanto, nos estamos dirigiendo a una forma de hacer publicidad mas breve, más especifica, adaptada a los gustos y necesidades del usuario y con la cual se buscará una relación más estrecha con el usuario portador del wearable.

¡Seguiremos atentos a todas las novedades que nos traerá este sector!

Berriro lanean / Vuelta al cole

vuelta-al-cole

 

Uztailaren azken ostiralean hasi ziren moduan, gaur hilaren 24en amaitu dira oporrak. Gaurtik aurrera, normal-normal arituko gara lanean, hori bai, udako ordutegi bereziarekin, 8:00etatik 14.00etara. Irailaren 1etik aurrera, berriz, goizez eta arratsaldez jardungo dugu.

Hemen dauzkazue gure oporretako irudi batzuk: ikusten denez, azken aste hauek gozamen, atseden eta zorionaz bete-beteak izan dira. 

Todo lo que empieza, acaba y aquello que empezó el último viernes de julio ya ha llegado ya a su fin. Desde hoy miércoles 24 estamos ya trabajando con normalidad, aunque hasta el 31 de agosto lo haremos en horario especial, de 8:00 a 14:00. A partir de septiembre ya iniciaremos el horario habitual, de mañana y tarde.

Hemos querido compartir con vosotros algunas instantáneas de los momentos de disfrute, descanso y felicidad que hemos vivido estas últimas semanas.

   

Badatoz oporrak / Se acercan las vacaciones

badatoz_oporrak

 

Bagatoz, berriro ere, urteroko udako postal klasikoarekin, gurean oporrak serio hartzen ditugulako. Ez, ez pentsa, oraindik bulegoan gaude, baina hasiak gara seinale batzuk igartzen: itsasotik datorren haize fin hori edo urrutian ikusten den paradisuko uharte hura.

Datorren ostiralez, hilaren 29an, ateak itxiko ditugu 14:00etan, abuztuaren 24ra arte. Abuztua bukatu arte, 8:00etatik 14:00etara izango da gure lan-ordutegia. Irailaren 1etik, normal, goizez eta arratsaldez, jardungo dugu.

Esta foto ya es un clásico de cada verano, señal inequívoca de que nos tomamos muy en serio el tema de las vacaciones. Pero no creas, todavía estamos en la oficina, pero ya empezamos a sentir la inconfundible brisa marina detrás de las orejas y, allá a lo lejos, empezamos a divisar la Isla.

Este viernes 29, a eso de las 14:00 horas, echaremos la persiana para volver a abrir la oficina el miércoles 24 de agosto. Eso sí, hasta el final de agosto el horario será de 8:00 a 14:00 horas. A partir del 1 de septiembre, funcionaremos con normalidad, en horario de mañana y tarde.

Hasta pronto y sed felices.

Ondo ibili eta laster arte!

Pokémon GO, no solo un juego

pokemonGo

En tan solo una semana, Pokémon GO se ha convertido ya en un fenómeno de masas. El juego permite buscar, capturar, luchar, e incluso aliarte con tus amigos. Se activa la cámara y nos adentramos en un mundo entre lo real y el mundo Pokémon. Además, los mapas integran diferentes “Pokeparadas” que nos permiten conocer monumentos, lugares históricos, gimnasios, plazas…

Utiliza la realidad virtual, que consiste en emplazar elementos virtuales dentro del mundo físico, visualizado a través de una pantalla.

¡Y es gratis!

Los ingresos proceden de ofrecer a los jugadores avanzar en el juego de manera más rápida, con los típicos pasos por tener una u otra compensación.

¿Y cómo llegará la publicidad a Pokémon GO?

Con las Pokeparadas. Estos puntos azules en forma de cubo, según explica el CEO de Nientic, “el precio a pagar por el anunciante dependerá de las visitas que la parada en cuestión reciba”.

Ya son Pokeparadas McDonald’s, Fnac, y hasta la iglesia San José Obrero. Kit Kat por otra parte, crea contenido basándose en PokémonGO.

Pero, como siempre ocurre en publicidad, irán aumentando las acciones con el tiempo, crearemos nuevas estrategias, más soportes… las opciones son miles, ya se nos irán ocurriendo.