Izena

izena

Edozein negoziotan izenak garrantzia handia du, marka batek izan dezakeen alderdi baliotsuena izateraino.

Inguruko norbaitek seme edo alaba bat izan behar duenean esaterako, ia derrigorrezko egiten zaigun galdera izaten da hurrengoa: Nola deitu behar diozue?

Markek, negozioek, enpresek, zerbitzuek, erakundeek… galdera bera egiten ote diete haien buruei sortzera doazenean? Ez da kontu hutsala honakoa, edozein marka hastapeneko urrats (garrantzitsua) baizik.

Baina zer da izena? Wikipedian zera jartzen du: Hizkuntzalaritzan, izena izaki, gauza edo haien multzo bat adierazteko erabiltzen den hitza da. Gaztelaniazko bertsioan “para distinguirlo de otros” esaldia ere gehitzen zaio…

Izena markaren enbaxadorea da, aurkezpen txartela. Eta zein da izen egoki bat? Sinpleak, errazak, zehatzak, intuitiboak direnak (Urmeneta etorri eta Kukuxumusu esan arte…)

Izenak, hartzaileari (bezeroari sarri) enpresa, erakunde, produktu edo zerbitzua ulertzeko orduan input lagungarri bat behar du izan. Arkakusoaren musua-z gaindi, izenak salgarria izan behar du, ulerterraza eta errepikakorra, gogoan izan dezagun eta erosketa prozesuan presente izateko. Gainera, bezeroari emozionalki kontaktatzea ahalbidetzen du.

Laburbilduz hau da Urmenetari esan ziotena (eta hari pareko belarri zulotik atera zitzaiona):

  • Esateko eta letreiatzeko erraza izan behar da
  • Ozenki esateko erraza izan behar du
  • Gogoragarria
  • Ahalik eta motzena

Reputación, esa palabreja que quita el sueño a más de un responsable de Marketing

reputacion

Evidentemente es una palabreja con muchos y variados matices. Puede ser buena o mala, mejor o peor y siempre está supeditada a la valoración de terceros, a aquello que los demás piensan de ti. Parece claro que si estuviese sólo en nuestras manos optaríamos por la que parece la mejor de las opciones, esa que permite proyectar una imagen amable y respetada de nuestra identidad, aunque luego nos topemos con ejemplos de personajes de renombrada fama que han rendido homenaje a su cara menos cordial, la de la mala reputación, llámase Georges Brassens.

La realidad nos dice, salvo respetadas excepciones, que luchamos duramente para vencer en una interminable batalla contra gigantes que no molinos, por conseguir mejorar esa imagen nuestra, personal y profesional.  Sabemos del esfuerzo en la contienda y aún y todo batallamos, aunque nos lleguen voces experimentadas que intentan aportar algo de luz con mensajes como este; “Hasta que no pierdes la reputación no te das cuenta de la carga que era”.

Y aunque lo personal incide de forma clara en la percepción, en la imagen de los entornos sociales y laborales donde uno desempeña su existencia, ahora estamos en el tiempo de las empresas, en la era de la reputación corporativa. Y si entendemos con razonables dudas este término referido a individuos, ¿lo hacemos también cuando el protagonista es un negocio, organización, país, ciudad…?

Credibilidad, fiabilidad, ética, coherencia, empatía, visibilidad, integridad, capital social…, éstos pueden ser algunos de los atributos que destacamos cuando tratamos de entender el concepto de reputación. Pero, cuando hablamos de marcas, cómo llegamos a conocer realmente el grado de alcance de sus estrategias, cómo se aplican éstas dentro y fuera de la empresa. Cómo cuantificamos el valor y la diferencia con respecto a otras de su competencia. Cómo medimos esas cualidades, propias de la naturaleza de la empresa, de su ADN, que además forman parte del portfolio de intangibles de la marca. Tareas todas de difícil manejo y que rara vez se ponen en marcha por el escaso conocimiento de la materia y la exigua convicción de las personas que dirigen las empresas e instituciones.      

Por resumir y como diría algún ilustrado, cada uno termina ocupando el lugar que se merece, o como diría Sócrates, ilustrado sin ninguna duda, “Alcanzarás buena reputación, la mejor, esforzándote en ser lo que quieres parecer”.

Hay mucho de verdad y vigencia en unas palabras dichas hace más de 2.500 años. Palabras que hablan de integridad y honradez, cualidades que las empresas, y las marcas como sus mensajeras, han de integrar no solo en sus discursos también en su forma de hacer.

Sin querer juzgar lo que hacen otros, “Que fácil resulta ver la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio”,  debemos, para aportar mayor valor a la marca, gestionar eficazmente las diferentes dimensiones de la empresa relacionadas con su reputación. Tenemos una tarea por delante apasionante, estamos en un momento en el que el término deja de ser una palabreja sin valor y significado para pasar a ser una palabra que define la hoja de ruta en la que inevitablemente han de coincidir todos los que participan y se benefician del funcionamiento y éxito de la empresa.

Tal vez de forma simplista, se podría añadir que las diferentes dimensiones de la reputación se fijan sobre siete pilares: productos / servicios, innovación, lugar de trabajo, administración, personas, liderazgo y rentabilidad. A partir de aquí, el análisis desde metodologías diversas, puede aportarnos los datos que necesitamos para saber la posición que ocupamos en la mente de nuestros públicos. Al fin y al cabo la reputación no deja de ser más que una pieza clave de nuestro posicionamiento, un proceso que si antes basaba en parte su estrategia en hitos, hoy, en la era del internet de las cosas, nos obliga a responder de forma continua y constante, 365 días al año, 24 horas al día.

Si os interesan referencias sobre reputación, os recomiendo estas dos:

MERCO, monitor empresarial de reputación corporativa, es una fuente interesante para todas las personas interesadas en conocer datos, información y metodología sobre el tema. También REPUTATION INSTITUTE, desde un punto de vista más global nos muestra la importante tarea que hay alrededor de la reputación de marca.

Gertutik i(ra)kasten

Gure lanari zor, bezeroen marka balioei erreparatzen jardun izan gara sarri. Hauek barneratu eta komunikatutako mezu bakoitzean isla izan dezaten ahaleginduz.

Baina, eta zein da gure marka balio nagusia? Zerk bereizten gaitu? Zein baliorekin lotzen du bezeroak AZK?

Gertutasuna. Hori da AZK.

Baina ezaugarriek, teoriatik haratago joan behar dute ezaugarri izatekotan, jarrera bat izan behar dute.

Ideia horrekin agertu ginen duela hilabete MONDRAGON UNIBERTSITATEko Humanitate eta Hezkuntza Zientzien Aretxabaletako campusean, bezeroarekin elkarlanean, Ikastolen Elkarteko kide diren Ikastola desberdinetako zuzendari eta komunikazio arduradunei, komunikazioari buruzko prestakuntza eskaintzera.

Helburu argi batekin etorri ziren ikastoletako ordezkariak: matrikulaziorako komunikazio kanpaina diseinatzea.

Erronka polita benetan ikastola bakoitzaren errealitatea ezagutu eta oinarrietan sakontzea, azken hori izan baita gure abiapuntua: komunikazio kanpaina bat diseinatzeko oinarrizko pautak elkarbanatzeaz gain, markaren ezaugarriak eta nortasuna aztertzen jardun baikara.

Guztira, 3 saio izango dira (irailaren 28a, urriaren 27a eta azaroaren 30a) eta onena da guk ere ikasteko aukera izan dugula, esperientziak elkarbanatzeak guztientzako onura suposatzen duelako.

Eskerrik asko parte hartzaile guztiei, eta nola ez, Goio, Ainhoa eta Onintzari.

Eta zuk…telebista ikusten duzu?

video-on-demand

 

Garai batean oso cool gelditzen zen telebistarik ez duzula ikusten esatea. Are gehiago “etxean ez daukat telebistarik” aitortzea. Jende lanpetuaren aitortzat hartzen zen, alferrik galtzeko denborarik ez duen pertsona garrantzi eta bereziena.

Laster batean zaila izango da galdera honi erantzutea, galdera beraren formulazioa beharbada zaharkitua geldituko delako.

Gazteen erdiek (16-24) ez dute ikusten telebista zuzenean, eta ikus-entzunezko edukiak Netflix, Wuaki tv, Yomvi, Atresplayer, Total Channel, Mubi, Prime, Hulu, HBO Now, Youtube Red edo Amazon bezalako plataformen bidez kontsumitzen dute. Edo Torrent eta antzerako artxiboen bidez jaitsita, noski.

2014ean ikusleen %51k jarraitu zuen Game of Thrones Canal+etik; 2015ean, aldiz, kopurua %32ra jaitsi zen, gaur egun ikusleak erabakitzen baitu noiz, non eta nola, zer gailutik, ikusten duen bere serie, saio eta film gustukoena.

Eta zuzeneko erretransmisioak, kiroletakoak adibidez? Hemen ere nobedadeak datoz. 8TV telebista kate katalanak hile honetan izan da Espainiako lehena zuzeneko emisioa egiten Twitterren Periscope aplikazioaren bidez, duela gutxi hasi den Periscope Producer zerbitzuaren bidez, zehazkiago.

Kultura aldaketa hauek negozio batzuekin bukatzen ari da. Telebistako publizitate tradizionala gorriak ikusten ari da eta Estatu Batuetan kalkulatzen da urtebetean kable bidezko telebistek 1.000 milioi dolar galduko dituztela, ‘Cord Cutting’ (Kablea Moztu) fenomenoaren karira datozen 12 hilabeteetan 800.000 bezeroen kable telebistako harpidetzak bertan behera geldituko direlako, streaming eta online emisioen mesedetan.

Euskarri berriek kontsumo berria ekarri dute, ‘video on demand’ izenekoa. Programazio malgua, definizio altuan eta multigailua eskatzen duena. Interneteko konexioa ematen duten enpresen pagotxa.

 

Puntua aldizkarian argitaratua, 2016ko urriaren 21ean.

 

La Realidad Virtual, una industria en auge

realidad-virtual-web

Siguiendo con las actuales tendencias y futuras, un término que mencionamos en un post anterior era el de la realidad virtual. Como comentamos, y como ya se afirmó en el pasado Mobile World Congress 2016 de Barcelona, la realidad virtual, junto con los wearables, son tendencia.

Pero para empezar, ¿qué es la realidad virtual? Con la realidad virtual conseguimos un entorno generado informáticamente, mediante el cual se hace sentir al usuario que está inmerso en un entorno real. Este entorno es visualizado normalmente a través de unas gafas y siempre puede ir acompañado de otros accesorios como pueden ser trajes o guantes, los cuales hagan multiplicar la experiencia que se está viviendo.

Según un informe realizado por Deloitte, este año será el primero en el que esta industria de la realidad virtual supere los 1.000 millones de dólares, procedentes de la venta hardware y de contenidos. Aunque también este año está siendo de experimentación para muchas empresas.

Muchas empresas están intentando sacar partido a esta nueva tecnología, sobre todo en el sector de los videojuegos. Pero incluso Los Simpson han celebrado el lanzamiento del capitulo 600 de la serie mediante realidad virtual. Durante 45 segundos, podemos ver un fragmento del episodio utilizando dispositivos tipo Samsung Gear VR, Oculus, HTC Vive o el recientemente lanzado PlayStation VR. Aunque también es posible visualizarlo utilizando el Smartphone y una aplicación especializada (Google Spotlight Stories) que permite ver lo mismo moviendo el móvil de un lado a otro, en este caso se pueden utilizar las Google CardBoard con las cuales conseguiremos una experiencia es más real.

También existen experiencias hiper reales utilizando la realidad virtual como la de Ghostbusters Hyper-Reality Experience, una experiencia de The Void disponible en el Madame Tussauds de Nueva York. En este artículo se cuenta cómo se vivió en primera persona este impresionante “juego”.

Aunque las aplicaciones comentadas y las más comunes son puramente de entretenimiento y del mundo de los videojuegos, el creador y fundador de New Horizons VR, Edgar Martín-Blas, asegura que sus clientes demandan cada vez más contenidos de marketing y publicidad.

Podemos decir que este mundo de la realidad virtual actualmente no tiene límites, y los sectores en lo que se puede aplicar pueden ser muchos. Por ejemplo, en el turismo, para poder visitar cualquier parte del mundo; en la industria textil, en donde se podría utilizar para probar diferentes modelos de ropa; en el sector industrial, en donde poder manejar maquinaria y componentes de manera virtual e inalámbrica; y como éstos, muchos más.

No perderemos detalle de todos los nuevos avances que se realicen en este ámbito de la realidad virtual y toda la industria que lo rodea.