Últimos Comentarios

>> Zorionak eta Urte Berri ON!
Josu | 21.12.2012 12:26
>> Innovación y branding
Txema Franco | 07.11.2012 12:32
>> Profesionalidad y corporativismo
Be Breize | 22.09.2012 14:16
>> Profesionalidad y corporativismo
Merkel | 21.09.2012 17:22
>> Profesionalidad y corporativismo
Juanjo Brizuela | 19.09.2012 07:43
>> Profesionalidad y corporativismo
Edorta | 17.09.2012 10:03
>> Profesionalidad y corporativismo
Iñigo | 14.09.2012 17:14
>> Profesionalidad y corporativismo
Edorta | 14.09.2012 12:58
>> Profesionalidad y corporativismo
Norton | 14.09.2012 09:35
>> Profesionalidad y corporativismo
HARKAITZ | 13.09.2012 16:08
>> Profesionalidad y corporativismo
Iraide | 13.09.2012 15:57
>> Profesionalidad y corporativismo
Harkaitz | 13.09.2012 15:55
>> Preparados, listos,...
Josu Bergara | 07.06.2012 10:09
>> Sacudiendo las alfombras
Josu Bergara | 04.04.2012 19:04
>> Sacudiendo las alfombras
Edorta Azaola | 04.04.2012 15:27
>> ¿sabemos salirnos del guión?
Juan Luis Azkarate | 08.03.2012 12:32
>> ¿sabemos salirnos del guión?
Juanjo Brizuela | 08.03.2012 10:34
>> ¿sabemos salirnos del guión?
Juan Luis Azkarate | 08.03.2012 09:58

POSTS CLASIFICADOS

Uztaila-Julio 2013
Ekaina-Junio 2013
Maiatza-Mayo 2013
Apirila-Abril 2013
Martxoa-Marzo 2013
Urtarrila-Enero 2013
Abendua-Diciembre 2012
Azaroa-Noviembre 2012
Urria-Octubre 2012
Iraila-Septiembre 2012
Abuztua-Agosto 2012
Uztaila-Julio 2012
Ekaina-Junio 2012
Maiatza-Mayo 2012
Apirila-Abril 2012
Otsaila-Febrero 2012
Urtarrila-Enero 2012
Abendua-Diciembre 2011
Azaroa-Noviembre 2011
Urria-Octubre 2011
Iraila-Septiembre 2011
Abuztua-Agosto 2011
Uztaila-Julio 2011
Ekaina-Junio 2011
Maiatza-Mayo 2011
Apirila-Abril 2011
Martxoa-Marzo 2011
Otsaila-Febrero 2011
Urtarrila-Enero 2011
Abendua-Diciembre 2010
Azaroa-Noviembre 2010
Urria-Octubre 2010
Iraila-Septiembre 2010
Uztaila-Julio 2010
Ekaina-Junio 2010
Apirila-Abril 2010
Martxoa-Marzo 2010
Abendua-Diciembre 2009
Azaroa-Noviembre 2009
Urria-Octubre 2009
Iraila-Septiembre 2009
Uztaila-Julio 2009
Ekaina-Junio 2009
Maiatza-Mayo 2009
Apirila-Abril 2009
Martxoa-Marzo 2009
Otsaila-Febrero 2009
Urtarrila-Enero 2009
Abendua-Diciembre 2008
Azaroa-Noviembre 2008
Urria-Octubre 2008
Iraila-Septiembre 2008
Uztaila-Julio 2008
Ekaina-Junio 2008
Maiatza-Mayo 2008
Apirila-Abril 2008
Martxoa-Marzo 2008
Otsaila-Febrero 2008
Abendua-Diciembre 2007
Azaroa-Noviembre 2007
Urria-Octubre 2007
Iraila-Septiembre 2007
Uztaila-Julio 2007
Ekaina-Junio 2007
Maiatza-Mayo 2007
Apirila-Abril 2007
Martxoa-Marzo 2007
Otsaila-Febrero 2007
Urtarrila-Enero 2007
Abendua-Diciembre 2006
Azaroa-Noviembre 2006
Urria-Octubre 2006
Iraila-Septiembre 2006
Abuztua-Agosto 2006
Uztaila-Julio 2006
Ekaina-Junio 2006
Maiatza-Mayo 2006
Apirila-Abril 2006
Martxoa-Marzo 2006
Otsaila-Febrero 2006
Urtarrila-Enero 2006




« Iraila-Septiembre 2010 | Inicio | Azaroa-Noviembre 2010 »

Ostirala-Viernes, 15 de Urria-Octubre de 2010

Fagocitosis comunicativa

zapaburu.jpg

La innovación en comunicación corporativa: coherencia, compromiso y fomento de la actitud participativa.

La fagocitosis (del griego -phagos, 'el que come', kytos, 'célula'), es un tipo de endocitosis por el cual algunas células rodean con su membrana citoplasmática a una sustancia extracelular (un sólido) y la introducen al interior celular. Esto se produce gracias a la emisión de pseudópodos alrededor de la partícula o microorganismo hasta englobarla completamente y formar alrededor de él una vacuola, la cual fusionan posteriormente con lisosomas para degradar la sustancia fagocitada, la cual recibirá el nombre de fagosoma.

Éste término biológico, puede servir para explicar de un modo metafórico la forma en las que hoy en día muchas empresas entienden la comunicación. Así, siguiendo el hilo científico, la empresa o célula originaria, comienza por absorber o ingerir el citado elemento externo, esto es, la comunicación. La complejidad del proceso varía en función del tipo de empresa, sus necesidades y objetivos comunicativos, así como sus pretensiones a corto y largo plazo.

De esta forma, en no pocos casos, la comunicación, la publicidad, o el marketing se convierten en disciplinas ajenas, lejanas y extrañas en las que la mayoría de personas que conforman el organismo pluricelular absorbente no se ven reflejadas, y ello repercute en la proyección comunicativa de la empresa. Ello produce generalmente una separación completa de disciplinas que de forma natural deberían de trabajarse de manera cuando menos complementaria.

Por alejarnos de tanta retórica pseudo-científica, citaré un supuesto que quizás pueda ilustrar este efecto fagocitativo. No es objeto del autor tratar ningún ejemplo real comparable, ya que carece de datos y estadísticas concretas, y por ello expondremos un caso fruto de la imaginación, y totalmente virtual, pero que puede aclarar esta amalgama de términos y conceptos.

Pongámonos en el caso de una empresa que se dedicara a producir máquina herramienta, por ejemplo, en el de una virtual cooperativa vasca que produjera maquinaria para realizar moldeado de piezas de acero por electroerosión. Ésta empresa, que podría tener el nombre ficticio de ASMATUTA S.coop, fue fundada en la década de los 60 y aún sufriendo unos mínimos altibajos, podemos decir que hoy, disfruta de una salud económica y humana relativamente buena.

Imaginemos que ASMATUTA S.coop decide en su asamblea general, a propuesta del equipo directivo, iniciar los trámites para ampliar su potencial comercial y abrirse a nuevos mercados. En el orden del día, cuentan con varias decisiones, y una de ellas es la necesidad de incluir en la plantilla de la empresa, un equipo humano que desarrollará sus responsabilidades en el ámbito del marketing, la publicidad y la comunicación.

Quizás sea mucho imaginar, y aún a riesgo de ejercer de pitoniso de mente preclara, puedo adivinar que esa o esas personas que se incorporen a ASMATUTA s.coop van a convertirse en elementos fagocitados por una estructura empresarial tradicional, esto es, vertical y rígida, en la que formen parte de un departamento concreto: el departamento de comunicación.

Dicho departamento, se enfrenta a un reto complejo y tristemente cotidiano, el de explicar qué es la comunicación. Y es que todas las empresas comunican, y una gran mayoría no es consciente de ello. Por supuesto, no hace falta ningún mal llamado “gurú” de la comunicación para saber que una empresa en su día a día lanza un elevado número de mensajes a múltiples receptores: decidiendo acudir o no acudir a una feria comercial, teniendo una página web, no teniéndola, o actualizándola constantemente, diseñando sus tarjetas con ribetes dorados y un lazo en la izquierda superior o simplemente cogiendo el teléfono. Todo comunica.

En éste caso concreto, y atendiendo a la complejidad del reto planteado, cabe la más que posible situación en la que el equipo de comunicación no consiga adaptarse a su nueva situación, o no sea correctamente digerido por la “célula madre” y se limite al desarrollo de tareas mecánicas como la elección del color de los bolígrafos o las carpetas corporativas.

Llegados a este punto, la pregunta que podríamos hacernos es: ¿está todo perdido en comunicación? Y según mi humilde aunque firme opinión, no. Rotundamente no. Al contrario, la comunicación, de la mano del marketing en su faceta más eficaz y de la publicidad en la más artística y expresiva, debe ser compartida por todas las personas de la empresa, y debe formar parte de los procesos de generación de valor desde el inicio. Es así como puede afrontar su futuro inmediato, y como puede pasar de ser un “gasto” o un “problema” a convertirse en una solución real y diaria, que enlace con las dinámicas de trabajo de forma natural y coherente.

La realidad demuestra que la comunicación que funciona es aquella que se realiza día a día, y no solamente por un núcleo concreto de personas de la organización, esto es, no desde arriba hacia abajo, sino que funciona transversal y funcionalmente, e implica a toda la estructura. Así, de forma un tanto utópica, aunque no por ello lejana, podríamos aspirar a hablar de simbiosis comunicativa. Volviendo a la metáfora biológica, la simbiosis es un tipo de interacción biológica entre dos o más organismos de distintas especies, en la que todos salen beneficiados.

No pretendo exponer las bondades de una nueva revolución silenciosa en materia comunicativa, ni de ningún cambio de ruta tajante ni rupturista. Simplemente, creo que la comunicación, al igual que otras materias y modelos de gestión tales como la calidad, la excelencia o la responsabilidad social corporativa, deben ser asumida por los sujetos activos de la empresa, y como tal, conviene tener en consideración ciertos aspectos a la hora de tomar decisiones y llevarlas a cabo.

En este sentido, la mencionada simbiosis comunicativa puede funcionar de muy diversos modos: la incorporación de personas con capacidades y experiencias en comunicación que paulatinamente vayan colaborando en proyectos y facilitando la adopción de nuevas experiencias o el asesoramiento externo de un equipo de expertos involucrado en los proyectos, o incluso la participación en trabajos puntuales. En cualquier caso, el objetivo a lograr sería común: la incorporación de dinámicas comunicativas de forma natural y coherente, que responda a las necesidades reales de la organización en su día a día.

| | Comentarios (4)