Resultados de la busqueda para Comunicación.

PBLday 2017: la atracción del directo

Aitor_Francesena

Aitor Francesena, durante su intervención

El 9 de marzo organizamos la segunda edición de PBLday, un acto universitario que tuvo lugar en el campus Orona Ideo de MONDRAGON UNIBERTSITATEA. Este evento gira en torno a la metodología de aprendizaje PBL (Project Based Learning) y los protagonistas son los alumnos de ingeniería de los distintos campus de la Escuela Politécnica Superior: Orona Ideo, ubicado en Hernani, Arrasate y Goierri.

A lo largo del día, cientos de futuros ingenieros acudieron al evento, donde se presentaron los 32 proyectos PBL finalistas y se repartieron dos premios: mejor proyecto del jurado, y mejor proyecto votado por los propios estudiantes. La jornada está recogida en fotos en este álbum de flickr.

A lo largo del día, además, se suceden los talleres, workshops, y charlas o mesas redondas donde personajes del deporte o la cultura hablan de diversos temas. En esta segunda edición, con el papel de moderador a cargo de Xabi Igoa, de AZK, participaron estos ponentes,:

  • Aitor Francesena, campeón del mundo de surf adaptado, y autor de dos libros, nos habló sobre la superación.
  • Ainhoa Vitoria y Antxon Telleria, locutores de Gaztea, y Ane Irazabal, periodista freelance especializada en conflictos internacionales, hablaron sobre comunicación. La intervención de Ane tuvo lugar a través de una conexión vía Skype desde Italia.
  • Aintzane Encinas, futbolista de la Real Sociedad y autora del libro ‘Latidos de futbolista’, y Zuriñe Hidalgo, cantante del grupo Hesian, hablaron sobre creatividad.
  • Telmo Trenado, youtuber y mago, habló sobre nuevas tecnologías.       

 

Gracias a la experiencia y el éxito de la primera edición, fue más fácil la organización de esta segunda. La implicación de Gaztea Irratia –que emite en directo el programa Dida desde las 7:00 a las 11:00 desde Orona Ideo y se conecta en directo por la tarde desde Gaztea Box– aporta frescura en los contenidos en directo y la propia puesta en escena, y amplifica la difusión del evento, desde varios días antes, conectando además con el target joven al que va dirigido el PBLday.
 

gaztea

         

Con el objetivo siempre de aportar un poco más que en la edición anterior, este año las principales novedades fueron la emisión de vídeos en directo desde YouTuBe, para lo que contamos con la colaboración de MU Telebista y un equipo nuestro de apoyo, y mini-entrevistas en Facebook Live.

 

Facebook_live

Como prueba del éxito, además de la amplia cobertura mediática obtenida, los hashtag #PBLday y #PBLday2017 fueron trending topic en Euskadi, según el ranking recogido por Umap. El éxito de la jornada fue celebrado tanto por el cliente, como por los participantes y colaboradores.

 

Reputación, esa palabreja que quita el sueño a más de un responsable de Marketing

reputacion

Evidentemente es una palabreja con muchos y variados matices. Puede ser buena o mala, mejor o peor y siempre está supeditada a la valoración de terceros, a aquello que los demás piensan de ti. Parece claro que si estuviese sólo en nuestras manos optaríamos por la que parece la mejor de las opciones, esa que permite proyectar una imagen amable y respetada de nuestra identidad, aunque luego nos topemos con ejemplos de personajes de renombrada fama que han rendido homenaje a su cara menos cordial, la de la mala reputación, llámase Georges Brassens.

La realidad nos dice, salvo respetadas excepciones, que luchamos duramente para vencer en una interminable batalla contra gigantes que no molinos, por conseguir mejorar esa imagen nuestra, personal y profesional.  Sabemos del esfuerzo en la contienda y aún y todo batallamos, aunque nos lleguen voces experimentadas que intentan aportar algo de luz con mensajes como este; “Hasta que no pierdes la reputación no te das cuenta de la carga que era”.

Y aunque lo personal incide de forma clara en la percepción, en la imagen de los entornos sociales y laborales donde uno desempeña su existencia, ahora estamos en el tiempo de las empresas, en la era de la reputación corporativa. Y si entendemos con razonables dudas este término referido a individuos, ¿lo hacemos también cuando el protagonista es un negocio, organización, país, ciudad…?

Credibilidad, fiabilidad, ética, coherencia, empatía, visibilidad, integridad, capital social…, éstos pueden ser algunos de los atributos que destacamos cuando tratamos de entender el concepto de reputación. Pero, cuando hablamos de marcas, cómo llegamos a conocer realmente el grado de alcance de sus estrategias, cómo se aplican éstas dentro y fuera de la empresa. Cómo cuantificamos el valor y la diferencia con respecto a otras de su competencia. Cómo medimos esas cualidades, propias de la naturaleza de la empresa, de su ADN, que además forman parte del portfolio de intangibles de la marca. Tareas todas de difícil manejo y que rara vez se ponen en marcha por el escaso conocimiento de la materia y la exigua convicción de las personas que dirigen las empresas e instituciones.      

Por resumir y como diría algún ilustrado, cada uno termina ocupando el lugar que se merece, o como diría Sócrates, ilustrado sin ninguna duda, “Alcanzarás buena reputación, la mejor, esforzándote en ser lo que quieres parecer”.

Hay mucho de verdad y vigencia en unas palabras dichas hace más de 2.500 años. Palabras que hablan de integridad y honradez, cualidades que las empresas, y las marcas como sus mensajeras, han de integrar no solo en sus discursos también en su forma de hacer.

Sin querer juzgar lo que hacen otros, “Que fácil resulta ver la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio”,  debemos, para aportar mayor valor a la marca, gestionar eficazmente las diferentes dimensiones de la empresa relacionadas con su reputación. Tenemos una tarea por delante apasionante, estamos en un momento en el que el término deja de ser una palabreja sin valor y significado para pasar a ser una palabra que define la hoja de ruta en la que inevitablemente han de coincidir todos los que participan y se benefician del funcionamiento y éxito de la empresa.

Tal vez de forma simplista, se podría añadir que las diferentes dimensiones de la reputación se fijan sobre siete pilares: productos / servicios, innovación, lugar de trabajo, administración, personas, liderazgo y rentabilidad. A partir de aquí, el análisis desde metodologías diversas, puede aportarnos los datos que necesitamos para saber la posición que ocupamos en la mente de nuestros públicos. Al fin y al cabo la reputación no deja de ser más que una pieza clave de nuestro posicionamiento, un proceso que si antes basaba en parte su estrategia en hitos, hoy, en la era del internet de las cosas, nos obliga a responder de forma continua y constante, 365 días al año, 24 horas al día.

Si os interesan referencias sobre reputación, os recomiendo estas dos:

MERCO, monitor empresarial de reputación corporativa, es una fuente interesante para todas las personas interesadas en conocer datos, información y metodología sobre el tema. También REPUTATION INSTITUTE, desde un punto de vista más global nos muestra la importante tarea que hay alrededor de la reputación de marca.

Eta zuk…telebista ikusten duzu?

video-on-demand

 

Garai batean oso cool gelditzen zen telebistarik ez duzula ikusten esatea. Are gehiago “etxean ez daukat telebistarik” aitortzea. Jende lanpetuaren aitortzat hartzen zen, alferrik galtzeko denborarik ez duen pertsona garrantzi eta bereziena.

Laster batean zaila izango da galdera honi erantzutea, galdera beraren formulazioa beharbada zaharkitua geldituko delako.

Gazteen erdiek (16-24) ez dute ikusten telebista zuzenean, eta ikus-entzunezko edukiak Netflix, Wuaki tv, Yomvi, Atresplayer, Total Channel, Mubi, Prime, Hulu, HBO Now, Youtube Red edo Amazon bezalako plataformen bidez kontsumitzen dute. Edo Torrent eta antzerako artxiboen bidez jaitsita, noski.

2014ean ikusleen %51k jarraitu zuen Game of Thrones Canal+etik; 2015ean, aldiz, kopurua %32ra jaitsi zen, gaur egun ikusleak erabakitzen baitu noiz, non eta nola, zer gailutik, ikusten duen bere serie, saio eta film gustukoena.

Eta zuzeneko erretransmisioak, kiroletakoak adibidez? Hemen ere nobedadeak datoz. 8TV telebista kate katalanak hile honetan izan da Espainiako lehena zuzeneko emisioa egiten Twitterren Periscope aplikazioaren bidez, duela gutxi hasi den Periscope Producer zerbitzuaren bidez, zehazkiago.

Kultura aldaketa hauek negozio batzuekin bukatzen ari da. Telebistako publizitate tradizionala gorriak ikusten ari da eta Estatu Batuetan kalkulatzen da urtebetean kable bidezko telebistek 1.000 milioi dolar galduko dituztela, ‘Cord Cutting’ (Kablea Moztu) fenomenoaren karira datozen 12 hilabeteetan 800.000 bezeroen kable telebistako harpidetzak bertan behera geldituko direlako, streaming eta online emisioen mesedetan.

Euskarri berriek kontsumo berria ekarri dute, ‘video on demand’ izenekoa. Programazio malgua, definizio altuan eta multigailua eskatzen duena. Interneteko konexioa ematen duten enpresen pagotxa.

 

Puntua aldizkarian argitaratua, 2016ko urriaren 21ean.

 

Storytelling para vender

storytelling-para-vender

En esta época del Big Data, el SEO on page y el Ad Blocking conviene pisar tierra de vez en cuando y volver a poner en valor las relaciones personales, de tú a tú, para aprender de los procesos de venta. En relación a este tema, voy a contar una historia real de storytelling para vender que me ocurrió a mí una mañana de agosto.

Iba a comprar el pan y noté que, para ser agosto, había bastantes personas yendo y viniendo por las calles del centro de Arrasate. Se notaba a la gente sonriente y alegre, influenciada por el sol y las vacaciones.

_ “¿Puedes ofrecerme 5 minutos de tu tiempo?”

Fue lo que me preguntó, de repente, un joven treintañero con pintas de universitario.

Normalmente, a las personas que intentan en la calle venderte algún producto, recoger firmas o conseguir una suscripción se les suele ver a la legua. Pero esta vez no me di cuenta y me pillaron por sorpresa. Porque sí, yo también soy de los que a menudo cruzo de acera, finjo tener prisa o me hago el sueco. A veces desconfías y otras veces prefieres no poner a prueba tu conciencia ante una campaña con la que te podrías identificar. No fue el caso, porque, como te digo, no me dio ni tiempo.

Tras mostrarme las preceptivos credenciales, me explicó que era de una organización, tipo ONG, que trabaja en la ayuda a los refugiados. “Gracias, eres el primero que se para en una hora”. Desde el primer momento me pareció un tipo que transmitía confianza, buena persona y profesional competente. Me explicó que hacía pocos días había llegado de Camerún (los mayores desplazamientos de refugiados ocurren dentro de África) y me preguntó si estaba dispuesto a colaborar  con 50 céntimos al día.

Para reforzar su argumentación me enseñó un sobre que contenía un complemento alimenticio, al parecer, muy eficaz para atajar la desnutrición infantil. “Cada sobre cuesta 25 céntimos y, en pocos días, consigue acabar con la desnutrición”, me explicó.

A fin de concretar aún más mi hipotética colaboración, me propuso un periodo de cuatro meses de cooperación, con una aportación de 15 € mensuales, sin ningún tipo de compromiso a largo plazo, y con la posibilidad de interrumpirlo incluso antes de cumplidos esos 120 días.

Para terminar, me convidó a ver mediante TV a la Carta un reportaje sobre refugiados en el que explicaban cómo trabajar la organización sobre el terreno.

No desvelaré si, finalmente, me convertí en colaborador temporal de esta organización o no, pero he de confesar que me vendió muy bien su historia y su producto. Explicaré por qué:

  • Logra despertar mi empatía a base de sencillez y naturalidad.
  • Con un storytelling fácil de contar (su trabajo en Camerún, los casos de desnutrición infantil) y, más fácil aún de recordar, consigue conectar conmigo.
  • Apela siempre a hechos (situación de la infancia en campos de refugiados) y soluciones muy concretas (sobres de complementos alimenticios), apoyados en pequeñas cantidades de dinero (25 céntimos por sobre, 50 céntimos de aportación diaria), asumibles prácticamente por cualquier ciudadano de a pie.
  • Es muy fácil de visualizar toda la historia que me está contando, en la que todos los datos están en su contexto.
  • La invitación a ver el reportaje televisivo es una manera de intentar prolongar el efecto de la historia; además, mediante el contenido de un tercero que se hace prescriptor de la organización al mostrar y valorar su trabajo.

No hay duda en que en la intervención de este cooperante callejero estaba todo estudiado y planeado, y no había elementos dejados al azar. Sea un proyecto humanitario, sea un producto de consumo, o sea un servicio, hay pocas cosas que se vendan solas. Con una bien trenzada historia, que dé contexto a los datos y transmita valores, más una buena puesta en escena, los resultados vendrán solos.   

  

     

     

Erreferentzia(k)

26683313224_838fbe2266_o

1973, Ondarroako portuan: Hiru lau pertsona elkartu dira barkuak portura noiz helduko zain. Igandean izango den bertso saioa dute hizketa gai: Lasarte eta Basarri ariko omen dira kantuan.

1994, Tolosa. Mirenek bere gizonari komentatu dio “diarioko” agendan irakurri duela igande arratsaldean antzerkia dagoela Leidorren. Gizonak Errealak zein ordutan jolasten duen begiratu du egunkari berdinean, eta ez dutela kointziditzen ikusita, joatekotan geratu dira.

2016, Aramaion, nire etxeko sofan. Beep, beep… 83 arlotez osatutako whastapp taldean, larunbatean Gasteizko Gaztetxean izango diren kontzertuen kartela jaso dut.

Hiru erreferentzia dira, baina erreferentziazko hiru espazio komunikatibo ere.

Plazak itxuraz aldatu du. Portuko hitzak, egunkarietako agendetara pasa ziren, eta hitzok paperetik pantailetara.

Nik ordea, aldaketa hori elementu komun askoren baitan irudikatzen dut, eta bateragarritzat jotzen ditut hiru erreferentziak.

Hau da, Ondarroako portua zen bezain besteko erreferentea den, “diarioko” agenda irudikatzen duen eta whatsapp (edo telegram) besteko sozialki hedatua eta digitala den plaza sortzen badugu?

Artikulu hau Jalgi, Euskal Kulturaren Plaza Irekiaren aldizkarian argitaratu da.