Branillusions: a vueltas con el concepto de marca-ciudad

ciudades copia.jpg
Mientras engullía el bocadillo, allí en el Branka, observaba y pensaba en lo poco que cambia la fisonomía de aquellos lugares típicos y tópicos que tanto definen a las ciudades y sus ciudadanos.


Por otro lado, así parece que tiene que ser. La personalidad de una marca-ciudad, tiene que estar determinada por aquellos elementos diferenciales y característicos sobre los que sustenta su atractivo, en contraposición con otras ciudades del entorno, con el objetivo de convertirse en el punto de encuentro de hambrientos visitantes dispuestos a vivir una experiencia única e irrepetible. Y así parece que tiene que ser.
Mientras me zampaba el bocadillo, pensaba en cómo cambiaría la fisonomía de nuestras ciudades o pueblos, y por lo tanto la percepción de sus ciudadanos y visitantes, si en un acto de cesión solidaria, por aquello de que compartiendo construimos juntos, permitiésemos que eso que nos define como diferentes, que nos distingue y nos aporta personalidad, pudiese cambiar de ubicación tanto espacial como mental, transformando los típicos y tópicos entornos que recordamos y asociamos siempre a una u otra ciudad o pueblo, para convertirlos en espacios vivos, fomentando el intercambio y la fusión.
Es una idea!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.