La urgencia, el peor enemigo de la estrategia

Athletics

En comunicación a menudo nos encontramos con proyectos que son urgentes.

La experiencia de trabajar durante un largo periodo de tiempo junto a una empresa, permite adquirir un amplio conocimiento sobre la misma. Ello permite, en muchos casos, prevenir y adelantarse a las necesidades de comunicación definidas, como pueden ser la feria tal, la campaña cual, la promoción…

Debemos estar cerca del cliente, y proponerle las acciones que sean beneficiosas para ellos aunque no estén previstas en los planes anuales. Estar siempre atentos a lo que ocurre en el mercado, a las tendencias y tener una visión de futuro, son nuestros principales retos. Porque existen momentos en los que surgen oportunidades y situaciones que requieren de una actuación puntual y provechosa para las marcas.

A pesar de poder cumplir estas premisas, siempre hay momentos en que surgen urgencias. Las que nos preocupan, porque, bien no han seguido nuestros consejos, bien no le dan valor a  su marca y la comunicación de la misma.

Y las urgencias no son buenas a la hora de trabajar el Branding, sobre todo porque van en perjuicio  de la confianza mutua y la estrategia propiamente dicha. Por una parte, afecta a la confianza en la empresa de comunicación, porque no se siente respaldada o entendida; por otra, afecta a la estrategia de marca. En los casos que las empresas quieren dar un paso adelante en su comunicación, es conveniente, y desde nuestro punto de vista necesario, parar a definir una estrategia antes de pensar en acciones concretas a acometer. Trabajar en algo que quizá en 6 meses no tiene validez, es desperdiciar recursos económicos y oportunidades de impacto en los públicos objetivos de una manera eficaz y acertada. La precipitación no es amiga de lo correcto.

Por tanto, empresas, apuesten por la confianza en sus colaboradores en el ámbito de la comunicación de marcas y en la estrategia para desarrollar estas debidamente. Lo que no se ha hecho en un largo periodo, no intenten hacerlo en tiempo record. Pensar, analizar, pensar de nuevo y definir una estrategia es mucho más valioso que el tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.