Millenials, esos consumidores

Merlijin Hoek. Flickr,CC

Merlijin Hoek. Flickr,CC

Si en el mundo del Marketing, del análisis del Consumidor y/o del mercado, o como quieras denominarlo hay una palabra que está de moda en los últimos meses, esa es Millenials. Dicho anglicismo horrible se refiere a una difusa generación, que en realidad no engloba a lo que realmente sería una generación propiamente dicha, que se enmarcaría entre los 20 y los 35 años. Una barrera difusa, que cada medio, especialista o gurú la coloca donde más le interesa o donde primero se le ocurre.

Sin embargo, este nicho si que tiene unos comportamientos marcados, provenientes de dos aspectos claros: el conocimiento de las interioridades del mundo de la comunicación y el marketing así como la participación de forma directa o pasiva de la creación y difusión de mensajes por parte de las marcas, así como por una crisis que atiza a la sociedad desde los últimos 50 años como bien narra el maestro Víctor Gil en su obra Crossumer, que data de 2007, pero cuya vigencia continúa y se ve representada en esta generación/grupo de consumidores.

Víctor Gil nos habla de una crisis no solo económica, sino más bien, una crisis que nos hace replantearnos la forma en la que los seres humanos han sociabilizado en los últimos siglos. Una crisis religiosa, ideológica, familiar, de la escuela y de los medios de comunicación que cuestiona cómo han sido y como son en la actualidad nuestras relaciones, tanto interpersonales como con las propias marcas.

Es por ello que en medio de una crisis, en la que la sociabilidad se ha perdido, a comienzos de siglo, estas personas que inician su andadura en el milenio, buscan una respuesta una sociabilización a través de las nuevas tecnologías y el incipiente Internet. Se refugian en ello, buscando una salida a un aislamiento que no soportan, necesitando ser parte de un grupo. La nueva sociabilidad como huída de la individualización, que n así, sigue patente.

La relación y la comunicación como base de la incomunicación. Nos creemos más sociales, siendo más insociables, pero a la vez queremos ser más sociables en el significado más antiguo de la palabra. Hay una necesidad de relación para comunicar la propia relación, en la que existe un referente, que es la comunidad.

Los procesos siempre son cíclicos. La tecnología cambia, mejora, avanzamos, pero nosotros pedimos una vuelta a los orígenes, a la anterior, a lo que siempre ha funcionado, mezclándolo con lo moderno. Lo tradicional, la madera, la sencillez. Queremos las cosas rápidas, que nos faciliten la vida, que nos hagan felices y que nos eviten pensar. Pagamos por bienes intangibles agregados a uno tangible, siempre que nos facilite la vida y se adapte a ese estilo que queremos llevar.

La crisis de la que habla Víctor Gil lleva a los Millenials a una búsqueda de lo auténtico, lo esencial, lo versátil, lo seguro. Todo dentro de una comunidad de intereses en común. Ellos compran aquello de lo que carecen, creyendo en los valores y en la pertenencia a un grupo o varios grupos. Es por ello, que a pesar del auge de lo online y su gran apego a todo lo móvil, siguen confiando en las marcas que les dan dichos valores y no huirán de aquellas tiendas y/o que les aporten un valor añadido y les hagan poder, en parte, comunicar los valores que con ellas comparten.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.