Resultados de la busqueda para Marcas vascas.

Rediseñando un logotipo

rediseño de logotipo

 

El logotipo de BERDIN Grupo presentaba un problema de lectura, ya que el símbolo ON/OFF, colocado al lado de la palabra BERDIN se confundía con las letras “O” e “I”, provocando lecturas incorrectas del nombre de marca, como “OIBERDIN”.

 

rediseño de logo

La solución constituyó en cerrar mediante un círculo el símbolo “ON/OFF” para diferenciarlo del nombre, creando, además, un símbolo más consistente.

3

 

Para compensar el equilibrio del logotipo, la palabra GRUPO se justificó a la izquierda del nombre.

4

Y, finalmente, en base a este círculo, creamos también las diferentes áreas de negocio, tratando de dar una identidad de marca coherente a todo el conjunto.

BrandIllusions: La erótica de las marcas

eros

Me quedo con esa definición del término erotismo que lo define como una respuesta a la búsqueda de la interacción social, de la atracción e incitación entre personas, utilizando dentro de su táctica, señales sonoras y visuales con una simbología muy “sim gular”. Ya lo mencionaba en un post anterior, las marcas territorio, como ejemplo, pueden ser vistas, analizadas y descritas desde el punto vista de su identidad sexual, femenina en el caso de Donostia-San Sebastián, conclusión a la que pude llegar después de realizar un exhaustivo y profesional estudio que se basó en la observación y detección de los nodos asociados a su personalidad. Esto, en resumen, se puede traducir como un acto de inspiración, surgido desde la memoria y la experiencia en un momento del día en el que tomando un café, acompañado de la clásica repostería del día y con la nariz pegada al enorme ventanal del local donde había buscado cobijo, pude disfrutar de las espectaculares vistas de una ciudad que descaradamente se exhibía más atractiva y sensual que nunca, y de la que, entre nosotros, no puede evitar imaginarla cargada de erotismo.

Pero, cuál puede ser el poder y por consiguiente el objetivo más perseguido por las marcas en su relación con sus públicos que inspirarnos y emocionarnos para hacernos construir historias que nos lleguen al corazón y por qué no, a otras partes del cuerpo.

Deseo, pasión, atracción… son algunos de esos conceptos que utilizamos habitualmente en el ámbito de la comunicación y del branding. Su significado, siendo tan claro, tiende a diluirse debido al contexto de los mensajes, al tono de las palabras, al simbolismo de las imágenes, a nuestro encorsetado sistema de códigos que censura, quizá inconscientemente el verdadero motivo de nuestros actos, el temor a mostrarnos excesivamente humanos. Por decirlo de otra forma, “somos unos acojonados”.

Las marcas, tanto las que determinan su relación en el ámbito de las empresas (B2B) como las que llegan hasta el consumidor final (B2C), no deberían dejar escapar la oportunidad de mostrar a sus audiencias o públicos, determinados guiños y gestos que les son propios, características humanas que están muy presentes pero se muestran poco visibles y que, bien gestionadas, podrían colocar a esas mismas marcas en un lugar de privilegio donde la razón manda pero no domina, un espacio donde la capacidad para gestionar las emociones termina por transformar la imagen y percepción que tenemos de ellas, un nuevo entorno donde los símbolos se convierten en iconos, la información de la marca se convierte en objeto de relación, el simple reconocimiento en lealtad, lo genérico en único, el estilo en personalidad, la mera exposición en narración, la presentación en caricia, la promesa de calidad en un toque de sensualidad, en definitiva, los productos-servicios en marcas y las marcas utilizando los códigos de un erotismo sincero y transparente, en lovemarks.

Nota: Siendo EROS, el dios responsable de la atracción sexual, del amor, venerado también como un dios de la fertilidad, podríamos decir que hay marcas, en particular una muy cercana, con ese sello, ese rasgo de erotismo en su identidad verbal, una característica que por sí sola ya la hace más atractiva.

– EROS KI (a partir de aquí, está todo por construir)

Merchandising-a, opari bat baino gehiago

aga

Bulegoan zaude?

Begiratu zure ingurura momentu batez eta zenbatu ikusten dituzun boligrafo, kuaderno, USB memoria eta egutegiak,? Eta zenbat dira “propagandakoak”?

Hitz egin dezagun zuzentasunez, zenbat dira inguruan ditugun “Merchandising” produktuak.

Munduko futbol talde ospetsuenetakoa den FC Barcelonak adibidez, futbolerako baloietatik hasi eta imagina dezakezun azken tontokeria ere egin dezake: albornoz bat, hauts ontzi bat, sardezka bat, platerak, umentzako body-ak…

Zentzuzko edo zentzu gabeko izateaz haratago, funtsean, merchandising-a lizentziaturik dagoen produktua izendatzeko erabiltzen da, imagina, marka edo logo baten pean.

Guk ere sarri egin izan ditugu horrelako lanak, azkena adibidez AGA-rekin batera mobilak kargatzeko bateria eramangarria hau diseinatuz, edo Mondragon Unibertsitaterako edalontziak:

taza

Argi daukadan gauza bakarra zera da: Merchandising-a izendatzeko erabiltzen dugun “propaganda” hitzetik, guztiz despektibotzat jotzen dudana, urrun behar duela produktuak. Kanpainaren parte delarik, marka irudiarekin norantza berean behar du, zuzen eta zintzo.

Brandillusions, ¿Una asociación contra el maltrato a las marcas?

maltrato

 

Te lo creas o no y en cualquiera de los casos acertarás, esta larga ausencia en la que habrás echado en falta los artículos habituales sobre las reflexiones y el propósito de las marcas, se ha debido a una causa mayor, la creación de un proyecto solidario en torno al mundo del Branding.

Lo sé, habiendo tantas y tan extraordinarias asociaciones que luchan por combatir los diferentes maltratos que el ser humano es capaz de generar a los de su especie y a sus convecinos del reino animal y vegetal, nosotros, vamos y nos embarcamos en un singular proyecto, crear una nueva asociación que va a ser capaz de defender los derechos de las marcas de este país, visiblemente maltratadas y desatendidas. Una asociación que velará por aspectos tan importantes como la integridad, la reputación, la imagen y la personalidad de la marca y que acogerá en su sede central a todas aquellas cuya situación de abandono requiera la atención y cuidado de nuestros profesionales. Marcas a las que en los casos extremos de asfixia por estrangulamiento, muy habitual en una zona ruda como la que habitamos, procuraremos una rápida atención ya que una prolongada ausencia de aire daña irremediablemente las partes vitales de la marca, ocasionando en muchos casos la desaparición total de muchas de ellas.

Estos y otros problemas de salud están provocados la mayoría de las veces por la falta de una voz, de un responsable que además de cuidar del mundo físico de la marca, debe atender con urgencia su parte mental. Esa zona que estando estrechamente unida al producto-servicio que cada empresa o institución  comercializa, añade al discurso de la marca aspectos intelectuales y emocionales que no frenan su trayectoria en el mercado, al contrario, lo impulsan hacia una  dirección en la que realmente se van a poder percibir sus singularidades.

¡Sí! Vamos a crear una asociación sin ánimo de lucro, que sabemos puede ser acogida con cierto desinterés, ya que la susodicha especie que pretendemos proteger, casi siempre ha sido retratada como un parásito, un ser invasor que ejerce su influencia desde las grandes corporaciones. Sin embargo, la especie de la que hablamos, habita entre nosotros y desde luego no responde al impulso de desconocidas estrategias y oscuros intereses. Son aquellas que desde el esfuerzo muestran los rasgos y la expresión de una personalidad singular, arraigada en su entorno pero en las que percibimos una falta de conciencia sobre la propia identidad de su marca.

Esas marcas son las que nos importan, las que queremos proteger. Unas marcas capaces de generar riqueza e ilusión, con proyectos personales y colectivos que un constante proceso de mejora y transformación acceden a un mercado donde deben decidir cual es el territorio en el que quieren estar, aquél en el que su marca es una opción más, o en aquel otro donde su marca es la mejor opción.

Plantear un objetivo es importante, trazar el camino es lo fundamental.

Corrección: Donde mencionamos, una asociación sin ánimo de lucro, queríamos decir que nos lucraremos con gran ánimo.