Comunicar o no comunicar

shutterstock_3546221.jpg
Crisis, ahorro de costes… ¡reducimos o eliminamos la Comunicación, Publicidad y Marketing!
Pero, ¿es una decisión acertada?


Llevamos escuchando éstos comentarios en los 2 últimos años y cada vez que se da una fuerte recesión económica. Y siempre se realiza la siguiente pregunta-reflexión: ¿Es una decisión acertada que, en momentos de crisis, lo primero que se reduzca o elimine en una empresa sea el presupuesto destinado a la Comunicación?
Rotundamente NO. La experiencia nos muestra que cada vez son más las personas de alta dirección de las organizaciones las que se responsabilizan directamente de trabajar el mundo de la comunicación de marca codo con codo con nosotros, las agencias. Y esto se produce porque estos gestores son conscientes del valor que tiene trabajar y gestionar debidamente las marcas.
La Comunicación, el Marketing… son disciplinas dentro de una compañía que hay que trabajar igual que el resto de áreas (financiera, producción, comercial, calidad, RR. HH., desarrollo de negocio…); y gestionarlas desde la Estrategia y Planificación. Si así se hace, la eficacia de las acciones emprendidas por ese área será positiva para la empresa y, por lo tanto, se podrán medir y contabilizar los beneficios aportados para la organización. De hecho, la auditoría de comunicación es una herramienta fundamental que utilizamos tanto para saber de dónde partimos, como para ver a dónde llegamos. De esta manera, se visualizará la necesidad de mantener unos presupuestos destinados al departamento. Evidentemente, en algunos casos habrá que reducirlos, pero en otros también se verá la oportunidad de aumentarlos.
Lo importante y destacable de esto es que las organizaciones, lo mismo que en estos duros tiempos se tienen que adaptar, transformar en muchás áreas del negocio, en el de la comunicación también se tienen que reubicar, redefinir; ésto no implica eliminar las acciones de comunicación. Cada vez hay más opciones para redimensionar y ajustar la estrategia de comunicación a nuestras necesidades y a las espectativas de nuestros públicos; y no necesariamente con unos presupuestos desorbitados. ¿A qué esperan?
Si no somos visibles, no nos van a comprar. Y no solo hay que ser visible, si no que hay que lograr crear una marca única, notoria y diferenciada; en definitiva, convertirse en la opción principal de compra (marca preferencial) de los públicos potenciales de la empresa.
Trabajar codo con codo con profesionales de la comunicación, en clave de colaboración, confianza, conocimiento de la materia y rigor, y todo ello basado en los objetivos empresariales y sin perder en ningún momento la coherencia y la transparencia, son algunos de los ejes transformadores que deberían adoptar las organizaciones.
Conclusión: Comunicación SÍ, con Estrategia, Planificación, Producción y Auditoría, y en colaboración.
¿Qué nos espera a las empresas de Comunicación para el Branding en 2012?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.