Vídeo in crescendo

El formato audiovisual sigue ganando terreno en el ámbito del marketing digital. El vídeo o la imagen en movimiento es, en la actualidad, el formato más utilizado por las grandes compañías en sus campañas de comunicación.

En 2012 el uso del vídeo en marketing digital creció un 55%. Hay multitud de datos objetivos que constatan el aumento del uso de este formato. Datos de Deloitte y de la Asociación de editores online del Reino Unido hablan de un incremento del 33% en los ingresos publicitarios basados en vídeos dirigidos al marketing digital.

En Estados Unidos, las agencias publicitarias incluyen los vídeos en Internet desde 2011 como parte de su estrategia online. Otro ejemplo muy visual es la lucha que dos grandes marcas como Coca-Cola y Mahou protagonizaron antes del verano con el principal objetivo de ‘hacerse con los bares’. Nos contaban la experiencia de disfrutar bebiendo sus refrescantes bebidas en actos sociales, con amigos, disfrutando del momento en los mejores lugares del planeta, es decir, en los bares. Algo único pero alcanzable por medio de sus marcas. En definitiva, a través de esas historias y de esas imágenes en movimiento somos capaces de acercar nuestras marcas emocionalmente a los consumidores.

Nuestro entorno más cercano no es ajeno a esta tendencia y cada vez son más las marcas y compañías que optan por el vídeo marketing en sus estrategias de comunicación. Arteman, agencia a la que pertenezco, ha aumentado en 2013 un %25 su producción audiovisual respecto al pasado ejercicio. Ofreciendo, sobre todo, vídeos que cuentan experiencias, que desarrollan contenidos de interés, capaces de informar, formar y entretener. Audiovisuales cuyo fin es acercar el público a las marcas, y que nacen bajo la teoría de eso que llaman ‘marketing de contenidos‘. No cabe duda, estamos en un momento de ebullición del vídeo, y quien más quien menos quiere tener el suyo.

Apuesta por los contenidos de calidad

A finales de octubre asistí al Broadcast Experience, celebrado en Madrid. Un foro donde se habló de la actualidad del sector, se analizaron los formatos y las últimas tendencias en audio y vídeo. Aunque la cita fue sobre todo técnica, también se hizo referencia constantemente a los contenidos, haciendo hincapié en las tendencias de los espectadores. Y la conclusión es clara: la exigencia por la calidad es cada vez mayor. A todos nos gustan contenidos cuidados, bien tratados y presentados… en definitiva post-producciones de calidad.

Como en todos los ámbitos, en este tampoco nada es casual, y si son causales las acciones y las tendencias. Ha crecido el consumo, las exigencias son mayores pero también han aumentado los canales de difusión, solo en Internet existen plataformas masivas como Youtube o Vimeo, pero además redes sociales como facebook o twitter también permiten la difusión y reproducción de los videos. Otros canales como blip.tv también ofrecen este servicio aunque su utilidad no sea tan masiva.

Por último, quisiera mirar atrás y analizar alguno de los vídeos que hemos realizado en nuestra agencia el último año. Desde el punto de vista de la comunicación, del branding, de la estrategia planteada por una marca concreta… me quedo con un vídeo musical realizado para la empresa cooperativa Fagor Ederlan. El vídeo  Ederlantzen recoge en cinco minutos y medio los valores de una empresa y de sus trabajadores, el orgullo de pertenencia del colectivo, la calidad del factor humano, una experiencia única… y todo ello con el lenguaje universal por excelencia: la música.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.