Resultados de la busqueda para azk.

2021: las marcas serán personas relacionándose con personas

Año nuevo, vida nueva. Eso dice, por lo menos, el dicho. Y para las marcas, el 2021 será un año donde cobrarán vida los valores más humanos.

Durante este año, las marcas evolucionarán hacia valores claros, definidos, reales, honestos. En pocas palabras, las marcas tendrán un contrato con la comunidad. Conceptos como sostenibilidad, cuidado de personas, del planeta, feminismo, respeto con el medio ambiente tendrán más protagonismo y valor que nunca. Nuevas creencias y perspectivas que mejorarán nuestras vidas, que reforzarán a la comunidad.

 

Lo humano en el 2021

Todas las personas tenemos la responsabilidad de cambiar. Todas somos importantes.  Ya que son las personas las que dan cuerpo a las marcas: las empresas son personas, los clientes son personas, los proveedores son personas… si ponemos lo humano en el centro, todo será más sencillo para el cambio; y, el cambio, será real.

La digitalización nos hace estar más conectados, pero paradójicamente, nos sentimos más lejos, distantes. La distancia social es aún mayor cuando una pantalla está de por medio: y es que el texto del WhatsApp no mira a los ojos.  Pero somos seres sociables y necesitamos un abrazo, una sonrisa, un beso… mirarnos a los ojos. Romper, aunque no sea literalmente, esa distancia.

Y las marcas también buscan cercanía. Quieren recuperar la relación verdadera con el cliente -con las personas- buscando una interacción más humana. Las marcas tienen corazón y quieren llegar a esos corazoncitos. Hablar de tú a tú, hacer sentir.

 

La comunicación nos ayudará a cambiar

Para humanizar las marcas, la comunicación es crucial. Hay que pensar qué comunicar, por qué comunicar y cómo comunicar. Tenemos que apelar a la emoción y conectar con el lado humano de la comunidad, para así, además de transmitir, transformar. En definitiva, generar un cambio positivo en los hábitos de las personas.

Somos lo que sentimos, por ello, comunicaremos a través de las emociones. Hay que dar en las teclas correctas para conectar con las emociones. Pero, la emoción tiene que equilibrarse con la razón. La comunicación, además de emocional tiene que ser real, coherente. Cuanto mayor sea nuestra coherencia, mejor será la percepción que tendrán las personas hacia nuestra marca.

 

En resumen:
– La comunicación será humana.

– La comunicación será la herramienta para el cambio

– La comunicación pondrá el foco en las emociones y en los valores.

 

La comunicación en directo

YouTube, Instagram y sus directos. Tenemos que integrar eventos digitales en directo y poscastings. Para así, desde la distancia, compartir el espacio y el tiempo con nuestros clientes.

Como decíamos, la digitalización nos brinda la oportunidad de romper con las barreras físicas; asique, tenemos que aprovechar este regalo y, aunque sea en la distancia, estar cerca de las personas.

 

La comunicación interna

En otras palabras: employee engagement o employee experience. Para transmitir de manera eficaz de puertas hacia fuera, es importante trabajar la comunicación de puertas hacia dentro. Hay que informar siempre con claridad sobre qué se está haciendo y qué se va a hacer en la empresa y mostrar el compromiso con sus empleados y empleadas, mantenerles informadas, tranquilas y motivadas.

 

Para todo esto…

  • ¿La tecnología?

    La tecnología será el medio, no el fin. Hay que entender que no solamente somos digitales, que las personas también valoran otras relaciones. El toque humano (a poder ser presencial) debe recuperar parte del enfriamiento de las comunicaciones que nos ha traído la digitalización.

  • ¿y el Branding?

    Es el activismo de la marca. Será claro, simple, diferenciado, honesto, real… un escenario diferente. La importancia radicará en entender la construcción de la marca.

En resumen, todas las empresas, instituciones, organizaciones y startups tienen que pensar en la construcción de la marca en el 2021, ya que la marca es el intangible más importante de la empresa, es lo que queda en la mente de los clientes cuando ya se han consumido los productos y servicios.

 

 

 

Vídeo 360º, VR, AR… sí, es real

¿Qué ocurre cuándo la tecnología hace que viajes espacios reales sin moverte? ¿Que pasa cuando crees que camines por calles de Londres cuando estás andando por los pasillos de tu casa? Ocurre que los y las consumidoras viven experiencias más inmersivas, justo lo que buscan.

Vivir en carne propia influye

Van por ahí los tiros en el sector del vídeo online. Cómo se sirve el contenido tiene casi tanta importancia como el contenido en sí. Las innovaciones digitales han dado en el botón de ¿cómo? y han creado mundos nuevos, estimulando los sentidos del público, trasladando a los y las espectadoras a otros lugares…

Las experiencias inmersivas son una de las principales tendencias tecnológicas del 2019. Por ejemplo, el vídeo 360º, la realidad virtual y la realidad aumentada hacen que las personas usuarias disfruten de experiencia más interactivas y realistas.

  • Vídeo 360º

Dicho formato permite tener vídeos con visión circular: arriba, abajo, izquierda, derecha y atrás. Imitan el comportamiento de la visión humana y podemos ver como si estuviésemos en el lugar. Hay dos tipos de videos 360:

  • Monoscópico: Son producciones 2D, donde ves el espacio de alrededor pero no sientes el mundo 3D. Ejemplo: Street View de  Google Maps.
  • Estereosópico: Se asemeja a la realidad virtual ya que se ven en este tipo de visores. Se siente sumergido en el mundo 3D.

DSC05775baja

  • Realidad virtual

La realidad virtual crea un mundo virtual, por lo tanto, no real, y transporta a la persona usuaria a esa realidad.  Crea contextos digitales que imitan el mundo real. En la realidad virtual todo es virtual.

  • Realidad aumentada

La realidad aumentada incrusta información digital en el mundo real. Las personas usuarias pueden interactuar con contenidos virtuales en el mundo real y tienen libertad para elegir el camino que quieren tomar.

DSC05770baja

 

Un paso más para llegar al cliente

En AZK hemos trabajado con estas innovaciones digitales, consiguiendo mejorar la realidad y dejar al usuario entrar en ella. Un ejemplo de ello es el proyecto de Realidad Aumentada desarrollado por la Escuela Politécnica Superior de Mondragon Unibertsitatea para conocer de primera mano el campus de Orona Ideo.

Desde el lugar en el que se encuentren, gracias a las gafas AR, las personas interesadas podrán visitar las instalaciones de Orona Ideo: caminar por sus pasillos, conocer las aulas y los laboratorios… Y no sólo eso, también podrán ver diferentes trabajos audiovisuales: videos testimoniales de las y los estudiantes, galerías fotográficas…

Otros de los ejemplos son los vídeos realizados en 360º para el Museo de la Industria Armera de Eibar. Así, las personas que acudan al museo podrán visitar espacios inaccesibles sin moverse del museo.

Por lo tanto, apostar por innovar hace que las personas usuarias vivan experiencias únicas.

 

 

El Ministerio del tiempo: más que una serie

 

2955680

www.rtve.es

 

No cabe la menor duda de que la serie El Ministerio del Tiempo ha dado mucho de que hablar. El trabajo de los guionistas (impecable en cuanto a humor, acción, trama, personajes, fantasía…), la labor social que la serie realiza, más allá del entretenimiento, los actores…

En mi caso, en cambio, me gustaría hablar de lo que está más allá de la televisión, porque esta serie no es tan solo un producto que se consume los lunes de 22:15 en adelante.

Comencemos por el impacto en las redes sociales: Más de 52.000 seguidores en Twitter, más de 8.000 seguidores en la cuenta privada de Instagram, alrededor de 56.000 en Facebook y hasta un grupo de WhatsApp en el que cualquiera no puede entrar. ¿Existe alguna serie de televisión tan transmedia?

He aquí la “versión original” de equipo de contenidos del MdT: “No habrá episodio de la segunda temporada que no cuente con el acompañamiento de contenido transmedia que complete el argumento de la serie.”

Y así es. Las redes realizan un seguimiento exhaustivo pre, durante, y post de la emisión de cada capítulo. Personalmente, los contenidos .gif-s me parecen impresionantes.

Pero si todo ello fuera poco:

  • Existe una intranet, en la que solo pueden entrar aquell@s que tengan la clave, y en la que podemos encontrar contenidos que jamás podríamos imaginar: selfies de Amelia Folch, el tono para el móvil del ministerio o la lista de los funcionarios enfermos.
  • Comparte junto a Isabel y Prim el foro sobre la historia.
  • Además de las imágenes se cuida el audio, como en estos Podcast-s en los que el agente Julián Martínez recita su diario en Cuba.
  • Crean vídeoencuentros con los personajes
  • Y si aun así eres de l@s que no se mete en el papel van a realizar un episodio en realidad virtual (el primero de una serie).
  • Y cómo no, ya cuenta con su propia tienda con productos exclusivos diseñados por los fans.

Y sí, además, es una muy buena serie.