Resultados de la busqueda para instagram.

Confinamiento, conectividad y redes sociales

El estado actual de confinamiento ha acelerado una transición a la virtualidad que ya se veía venir desde principios del siglo XXI. La tecnología estaba ahí, solo faltaba que se dieran las condiciones adecuadas para que se produjera esta explosión, y ésta ha venido de la mano del distanciamiento social.

Streaming, redes sociales, videollamadas, creatividad online… dan forma y moldean esta virtualidad. El mundo ONLINE, además, salta del tiempo de ocio al tiempo del teletrabajo y viceversa, acaparando más y más presencia y proporcionando más y más contenido en la vida cotidiana de millones de personas en el mundo entero.

En este nuevo contexto, las redes sociales, sirven de acicate y ayudan a acentuar nuestra vena creativa. Si vamos a dar rienda suelta a nuestra creatividad, buscamos la recompensa de la difusión y el aplauso; las redes, con su inmediato efecto multiplicador, son nuestro principal aliado.

El consumo de redes se dispara un 55%

Como era fácil de prever, el consumo de redes sociales, principalmente desde dispositivos móviles, se ha disparado en las últimas semanas. En España, en la segunda semana de marzo -inicio del estado de alarma- el uso del móvil se disparó un 38,3% y el consumo de las redes sociales, un 55%.

Según el estudio de Smartme AnalyticsEstudio del impacto del coronavirus en el uso del móvil’, Twitter y Facebook son las fuentes más rápidas y globalizadas de información. Instagram, por su parte, se ha convertido en un centro cultural de artistas –tanto profesionales como aficionados que se apuntan a la tendencia de ‘do it yourself’– instructores y monitores de diferentes disciplinas, museos, teatros y salas de conciertos.

Así, durante la primera etapa del confinamiento el uso de Instagram subió un 22,7%, el de Facebook un 36,5% y Twitter se disparó con un aumento del 56,1%.

Trasladando la nueva situación al plano sociológico, mucho se está debatiendo últimamente sobre si esta terrible pandemia servirá para que, una vez concluya, la sociedad tome nota y corrija algunos de los errores que estaban quedando en evidencia en las últimas décadas. Sobre cómo marcará la pandemia el futuro próximo del mundo digital,  Ethan Zuckerman, director del centro para Medios Cívicos del MIT, es optimista.

Ola de creatividad

En un artículo publicado recientemente,  ‘El lado humano de la conectividad’, comenta cómo una creciente reacción contraria a la tecnología digital está dando paso ahora a una esperanzadora ola de creatividad.  “Estamos inventando nuestras propias formas de relacionarnos en este mundo nuevo. Mi esperanza es que en los años venideros no perdamos esta creatividad, esta noción de que podemos hacer que el mundo digital funcione como nosotros queramos, y no como algún emperador piense que debería funcionar”, sostiene Zuckerman.

Por ahora, esta ola de creatividad y los diferentes usos que estamos dando a la tecnología parece que auguran la irrupción de un mundo digital más participativo y horizontal. Estaremos atentos a ese otro futuro que ya está aquí.

Audímetros que estallan

La nueva realidad a la que nos ha obligado el estado de alarma nos mantiene recluidos en casa pero, eso sí, pegados a una pantalla (o varias). Televisión, Redes Sociales, plataformas de streaming, formación online, propuestas de ocio y deporte monitorizado desde Internet….las posibilidades se han multiplicado, y el que se aburre, es porque quiere.

En esta situación de confinamiento generalizado, las audiencias televisivas se disparan día a día, sobre todo en lo que se refiere al consumo de informativos y concursos: contenidos para estar informados sobre la actualidad y contenidos para evadirnos de ella. Así, el pasado 15 de marzo se alcanzó el récord histórico de consumo televisivo, con 335 minutos de media por cada ciudadano el Estado.

En cuanto a EiTB, Euskal telebista, en la primera semana de cuarentena ETB2 ha sido la segunda cadena más vista entre la ciudadanía vasca con un 11,2% de share. ETB1 ha obtenido un 1,1% y ETB3 un 0,5%. Esta última ha aprovechado la coyuntura y es la segunda opción de las y los más pequeños.

En la otra cara de la moneda, el coronavirus también ha provocado la suspensión temporal de muchos programas muy populares, caso de El Hormiguero, El Intermedio, Operación Triunfo, Gure Kasa y Ahoz Aho, entre otros. Con el fin de tratar de llenar este vacío, las y los ciudadanos se han volcado en la creación de contenidos de entretenimiento a través de Youtube, Instagram o Twitter, principalmente.

Algunas cadenas televisivas también han aprovechado esta situación para crear nuevo contenido. Hamaika Telebista ha puesto en marcha cuatro programas: Pandoraren Kutxa, Errezeta beganoak, Eskatzea libre y Etxeko Sessions. El programa de EiTB Ur Handitan ha grabado su último capítulo desde diferentes casas de Euskal Herria a la que han llamado #Etxeangeratu.

La situación de cuarentena también se ha cebado con el deporte en directo, que ha desaparecido prácticamente de todas las cadenas. Eso sí, los nostálgicos y los adictos pueden desquitarse y rememorar desde el sillón tiempos de gloria viendo finales y eventos deportivos que hicieron época.

De forma paralela al consumo televisivo, también se ha incrementado exponencialmente el consumo de las plataformas, hasta el punto de que Netflix y Amazon, junto a Youtube, reducirán la calidad de reproducción durante 30 días para hacer frente al incremento de la demanda. Se calcula que esta reducción en la calidad de la señal hará bajar el tráfico hasta un 25%.

Ha habido, asimismo, plataformas de pago como Movistar + que reaccionaron en los primeros momentos de la crisis con una acertada campaña de marketing consistente en el acceso gratis a los contenidos durante 30 días.

También ha habido creadores que han puesto ha disposición del público sus obras, como la periodista Ane Irazabal con su documental Awlad, Hesiak Gainditu. Los museos han puesto a disposición visitas virtuales de libre acceso, las bibliotecas han abierto a todo el público los catálogos digitales… y otro sinfín de propuestas que  pueden conseguir que el confinamiento  se nos haga más llevadero.

 

Vídeos verticales: 90 grados de diferencia

Hace unos años nadie caminaba con una pantalla en la mano, y ahora, mira a tu alrededor y responde a esta pregunta: ¿cuántas personas están mirando a una pantalla? Unos años atrás, cada uno se tomaba su tiempo para ver vídeos. Ahora, se necesita tiempo para ponerse a leer; no para ver. Hace unos años, el vídeo vertical era un jamás de los jamases. Hoy por hoy es una tendencia, y un must en Instagram.

90 grados era la medida que estaba haciendo que perdiéramos una parte del mundo, o una forma de verlo. Ya no. El vídeo vertical ha pasado de ser un formato prohibido a ser el rey de los contenidos. No es el caso de la televisión, ni de los PC. Pero… ¿en smartphone?

Yellowing_vertical2

No queda otra que adaptarse

Usamos el móvil en posición vertical el 94% de las veces. Y, seamos sinceros, andar girando el teléfono para ver un vídeo es odioso. Si podemos ver lo mismo sin tener que cambiar el gesto, mucho mejor. Los datos avalan esa idea:

  • En móvil, los vídeos verticales tienen 9 veces más probabilidad de ser vistos.
  • El 45% de los vídeos se ven desde dispositivos móviles
  • Las tasas de CPM de los anuncios publicitarios en formato vertical de Facebook son tres veces más eficaces.
  • En 2016 la publicidad de vídeo vertical contabilizó más del 50% de todos los gastos de anuncios digitales.

Ya en 2016 se percataron de ello y Facebook empezó a publicar vídeos verticales sin bordes negros, Twitter y Snapchat siguen ese camino. Youtube y Netflix también se han subido al tren. Y en esta burbuja, el claro ejemplo es Instagram.

Esta última red está desempeñando un papel importante en este cambio. Instragram ha sabido adaptarse a los requisitos del nuevo formato vertical con Instagram Stories.

 

Pero el rey no es el formato, sino el contenido

El formato vertical tiene gran presencia en las tendencias de vídeo. El streaming en directo coge carrerilla. Para los usuarios los directos son habituales y están cada vez más dispuestos a verlos. Prefieren ver un vídeo en directo de una marca que leer el mismo contenido.

Las redes sociales son la herramienta perfecta para realizar un vídeo en directo solo pulsando un botón. Bien Twitter, Facebook como Instagram tienen esta opción. Instagram Stories se ha utilizado para emitir en vivo partidos de fútbol, ruedas de prensa o declaraciones.

Y, el formato vertical se puede utilizar para hacer directos, para crear contenido diferencial animando tus ideas, dividiendo la pantalla… todo un abanico de posibilidad para jugar con ese “nuevo espacio”. ¡Aprovéchalo!

Nuevas redes sociales y posibilidades publicitarias

nuevas-redes-sociales-y-posibilidades-publicitarias

 

Las redes sociales son ya un elemento común en nuestra vida y los negocios las han convertido en clave para su publicidad. Es un hecho que todo el mundo, desde que se levanta, se conecta a Twitter o Facebook. Asimismo, a lo largo del día, consultan Instagram, Snapchat, Whatsapp, YouTube, Tumblr, Google+… Es más, las llevan a cualquier sitio en el móvil. Algo de lo que las entidades ya han comenzado a beneficiarse, por todos los provechos que llegan a reportarle. Y es que introducir publicidad online permite acceder a muchas personas, de una manera sencilla y completamente integrada en su modo de vida. Últimamente, estamos asistiendo a la irrupción de nuevas redes sociales y posibilidades publicitarias.

Lo más común ha sido, hasta ahora, que las empresas hayan elaborado páginas para promocionar sus productos en Facebook, o bien se añadieran hashtags en Twitter. El invertir en anuncios en cualquiera de estas redes sociales ha sido también habitual, con lo que cientos o miles de personas han visto aquello que se quería presentar.

Sin embargo, todo este es un mundo que se encuentra en continua evolución por lo que, de manera paralela, han comenzado a estar disponibles otras redes sociales con las que se puede llegar a un público diferente.

Otras redes que debes conocer

Para una empresa, alejarse de las principales páginas que nos conectan, quizás pueda parecer poco interesante y algunas como Snapchat pueden juzgarse, incluso, extrañas o en las que no tiene sentido invertir. Y es que ésta, por ejemplo, donde lo que se publique desaparecerá en unas horas, no parece el mejor lugar para estar presentes, entre otros motivos por ser tan efímera. Sin embargo, aunque parezca imposible, su éxito es enorme, por lo que, incluso, Instagram ha decidido casi copiar el sistema y crear Instagram Stories, donde también, tras 24 horas, las imágenes se pierden.

¿Por qué invertir en estas nuevas redes?

Al tener la fracción más grande del tráfico, la mayor parte de la publicidad en redes sociales que hacen las empresas se suele concentrar en Facebook o Twitter. Y, justamente por ello, si inviertes en las nuevas puedes tener más éxito, al encontrarse menos masificadas.

Del mismo modo, tienen diferentes formatos para anunciar los productos, normalmente, evitando publicidad invasiva que tanto desagrada, por lo que es muy fácil alcanzar los objetivos que persigues y los ratios deseados. Asimismo, usar diferentes elementos de oferta, como la geolocalización o filtros patrocinados, permite cierta exclusividad para algunos usuarios, lo que favorece el intercambio y la conexión con los posibles clientes, de una manera muy directa y usando la viralidad que reduce los costes.

A esto hay que añadir otro hecho que no debe olvidarse: una misma persona que use redes sociales diferentes, normalmente, lo hace también de diferente manera. Por ello, el público al que se podrá acceder será distinto o estará predispuesto a otro tipo de consumo.

¿Quiénes las han usado?

Quizá, visto desde fuera y por su funcionamiento, pueda parecer que estas no son serias o son poco interesantes para abrir nuestros negocios en y a ellas. Sin embargo, grandes entidades ya han inaugurado sus cuentas, al entender las posibilidades que ofrece interactuar, de otra manera, con los usuarios. McDonald’s, por ejemplo, comenzó a enviar pequeños vídeos mediante Snapchat. Apenas duraban diez segundos, pero eran exclusivos y exóticos, comparado con lo que presentaba en otros lugares donde también se publicitaba.

Del mismo modo, General Electric abrió su cuenta con el astronauta Buzz Aldrin. Lo que pretendía era conseguir ponerse en contacto con un público más joven, al cual le era difícil llegar, por lo que decidió presentar en esta red las zapatillas con las que conmemoraba el primer alunizaje. De esta manera tan simple, se logró que los usuarios de menor edad sintiesen que también habían participado en esta espectacular misión.

Y es que redes diferentes requieren estilos publicitarios distintos, pero también permiten llegar a un público al que, quizás, no habrías podido alcanzar de otra forma. Por ello, decidirse a entrar en ellas, puede ser interesante, sobre todo si tenemos en cuenta las posibilidades que ofrecen como, por ejemplo, la posibilidad de diseñar descuentos exclusivos a determinados seguidores. Estos, al no estar disponibles tras más de 24 horas -una vez se hayan colgado-, hace que la velocidad con la que pasará de móvil a móvil sea endiablada, convirtiéndose en las redes sociales virales por antonomasia.

En definitiva, aunque menos conocidas que otras, lo cierto es que estas se están convirtiendo en elementos clave para la publicidad. Las posibilidades y la viralidad que ofrecen, permiten formatos distintos a los que las empresas han estado acostumbradas hasta ahora, cuando han querido entrar a enseñar en Internet lo que ofrecen.

Las tendencias de marketing digital se están dirigiendo en este camino para evitar la sobreexposición en otras redes más concurridas. Por ello, adentrarse en estas se hace imprescindible, con el fin de acceder a su público.

El Ministerio del tiempo: más que una serie

 

2955680

www.rtve.es

 

No cabe la menor duda de que la serie El Ministerio del Tiempo ha dado mucho de que hablar. El trabajo de los guionistas (impecable en cuanto a humor, acción, trama, personajes, fantasía…), la labor social que la serie realiza, más allá del entretenimiento, los actores…

En mi caso, en cambio, me gustaría hablar de lo que está más allá de la televisión, porque esta serie no es tan solo un producto que se consume los lunes de 22:15 en adelante.

Comencemos por el impacto en las redes sociales: Más de 52.000 seguidores en Twitter, más de 8.000 seguidores en la cuenta privada de Instagram, alrededor de 56.000 en Facebook y hasta un grupo de WhatsApp en el que cualquiera no puede entrar. ¿Existe alguna serie de televisión tan transmedia?

He aquí la “versión original” de equipo de contenidos del MdT: “No habrá episodio de la segunda temporada que no cuente con el acompañamiento de contenido transmedia que complete el argumento de la serie.”

Y así es. Las redes realizan un seguimiento exhaustivo pre, durante, y post de la emisión de cada capítulo. Personalmente, los contenidos .gif-s me parecen impresionantes.

Pero si todo ello fuera poco:

  • Existe una intranet, en la que solo pueden entrar aquell@s que tengan la clave, y en la que podemos encontrar contenidos que jamás podríamos imaginar: selfies de Amelia Folch, el tono para el móvil del ministerio o la lista de los funcionarios enfermos.
  • Comparte junto a Isabel y Prim el foro sobre la historia.
  • Además de las imágenes se cuida el audio, como en estos Podcast-s en los que el agente Julián Martínez recita su diario en Cuba.
  • Crean vídeoencuentros con los personajes
  • Y si aun así eres de l@s que no se mete en el papel van a realizar un episodio en realidad virtual (el primero de una serie).
  • Y cómo no, ya cuenta con su propia tienda con productos exclusivos diseñados por los fans.

Y sí, además, es una muy buena serie.