Resultados de la busqueda para post.

Cómo escribir un blog

como_escribir_un_blog

Para saber cómo escribir un blog hay que tener en cuenta que un post es un contenido que se va a consumir con rapidez y que compite con otros muchos artículos de temática parecida que pelean entre sí para captar la atención de Google.

Si te preguntas cómo escribir un blog es importante que te quede claro esto: escribir en un blog no es como escribir una noticia de la web, no es como escribir una nota de prensa, ni es como redactar una carta comercial. Además de tener en cuenta de que el contenido se va a leer desde una pantalla, probablemente desde un dispositivo móvil, un blog tiene unas características propias de estructura y estilo que hay que tener muy presentes.

Básicamente, y en resumen, son dos:

  • un blog debe tener un estilo directo y conciso
  • un blog debe gustar a Google, lo que es bueno para el buscador será bueno para el blog

Escribir un blog: estilo directo y SEO

De hecho, ambas características están relacionadas, ya que el estilo directo y conciso forma parte de la redacción SEO que premia Google en las búsquedas. Cada artículo debe responder a una intención de búsqueda y tiene que tener una estructura que facilite la lectura.  Es recomendable el uso de listados, dividir el texto en piezas breves de información, el uso de subtítulos y una estructura en pirámide invertida. El título servirá de gancho, el primer párrafo explicará de qué va el post y el resto de la información seguirá un orden jerárquico de mayor a menor interés. El concepto de pirámide invertida proviene del periodismo y tiene por objeto atraer la atención del lector  de forma que no abandonde la lectura hasta el final.

Haz caso a Word Press

Aunque existen blogs de todo tipo de temáticas y siempre habrá excepciones, un blog no es el lugar más adecuado para desarrollar un estilo literario o para escribir con un estilo recargado. Deberás seguir unas pautas de redacción muy claras, pero si utilizas un gestor de contenidos como Word Press seguir las recomendaciones de su centro de ayuda (fijate lo que pone en el plugin Yoast SEO, justo debajo de la caja de texto del gestor de contenidos) te servirá de apoyo. Así, en el apartado Readability (legibilidad) te recomendará que uses párrafos cortos, un máximo de 20 palabras por frase y un máximo de 300 palabras debajo de cada subtítulo.

Este pluging incorpora un semáforo y si está verde es señal de que el texto es de fácil lectura; si es naranja, quiere decir que has conseguido una puntuación media y si es rojo quiere decir que el texto ofrece dificultades de lectura y/o comprensión. Además te dirá qué porcentaje de las frases supera las 20 palabras recomendadas y qué otros fallos se han detectado que van en contra de la correcta legibilidad del texto. Sigue los consejos y el lector te lo agradecerá.

Cómo posicionar un blog

El centro de ayuda de Yoast SEO también te dará una serie de recomendaciones más específicas para que el post se posicione mejor en los buscadores:

  • usar una palabra clave, que deberá aparecer en el título, en el primer párrafo y varias veces en el cuerpo del texto (pero con naturalidad, sin abusar)
  • redactar una metadescripción (para ello debes pulsar el lápiz que aparece en ‘editar snippet’)
  • incluir una imagen que debe estar etiquetada (etiqueta Alt) con la palabra clave
  • incluir enlaces externos con páginas relevantes
  • el título no deberá tener más de 35 carácteres
  • el texo como mínimo deberá tener 300 palabras
  • usar subtítulos con formato <h2> (‘Título 2’ en el editor)

No te obsesiones, en ocasiones es muy difícil seguir todas y cada una de las recomendaciones que nos da el centro de ayuda de Word Press. A veces, además, nos apetece dar rienda suelta a nuestro propio estilo y responder a las necesidades comunicativas que surgen en cada momento. Así y todo, es muy conveniente tener presente estos consejos y, como mínimo, tratar de que no aparezca el color rojo en el semáforo de Yoast SEO.

Este post es la tercera entrada de una serie que viene precedida por ‘¿Por qué un blog?‘ y ‘Ventajas de crear un blog’.

¿Por qué un blog?

Un blog es una página web donde se publica contenido de forma periódica con el fin de lograr determinado objetivos.  Estos contenidos publicados regularmente y presentados en orden cronológico inverso son “artículos” o “posts” y suelen tener una temática concreta. Por ejemplo, en nuestro caso, escribimos sobre comunicación y marca.

Pero, ¿para qué sirve un blog?

La publicación de contenido en un blog te ayudará a incrementar el tráfico de visitas hacia tu sitio web y, así, generar más leads y contactos.

El blog, además, se posiciona muy bien en los buscadores y ayudará a que tu marca u organización tenga mayor visibilidad en Google. También conseguirás reputación y posicionarte como autoridad o voz experta al compartir contenido relevante sobre temas relacionados con la actividad de tu empresa u organización.

Asimismo, el blog es el perfecto estímulo para que dediquemos un tiempo al aprendizaje y la investigación y, de este modo, estar permanentemente actualizados sobre los contenidos que interesan a nuestra organización y a nuestros clientes.

El blog nos ayuda a aclarar las ideas y a pensar de forma concisa. ¡No hay mejor manera de ordenar nuestras ideas que ponerlas por escrito! Y si lo hacemos siguiendo las pautas del blog, donde se busca la sencillez y claridad en la exposición de las ideas, mucho mejor. Cuatro sencillas pautas a la hora de redactar un blog:

  • Una idea por cada frase
  • Frases y párrafos cortos
  • Utilización de listados
  • Orientación a SEO: uso de palabras clave 

Conviene, además, que varias personas de la organización se involucren en la redacción de los blogs, ya que la pluralidad en los puntos de vista enriquecerá el resultado.

En pocas palabras, ¿por qué es interesante tener un blog?

  • Atraerá tráfico a tu web
  • Crearás un canal de comunicación con tus públicos
  • Mejorará tu reputación
  • Ordenarás tus ideas al ponerlas por escrito
  • Estarás siempre aprendiendo cosas nuevas

Para garantizar el éxito, es necesaria una planificación y calendarización de temas que garantice un flujo constante y periódico de contenidos. ¿Con qué frecuencia? Es preferible marcarse metas realistas antes que apuntar demasiado alto y luego fracasar.

En ocasiones, también es positivo actualizar un post antiguo añadiendo nuevos contenidos al mismo, ya que esta puesta al día puede contribuir a que los buscadores lo vuelvan a posicionar.

Pese al empuje de las redes sociales, el blog es una herramienta muy eficaz que no ha perdido vigencia en absoluto y que debe ser parte esencial del ecosistema digital de cualquier organización.