Resultados de la busqueda para redes sociales.

El uso de las redes sociales sigue creciendo

El uso de las Redes Sociales ha vuelto a crecer, según el estudio anual 2020 realizado por IAB Spain. El 87% de los internautas de entre 16 y 65 años usan las redes sociales de forma habitual, es decir, casi 26 millones de personas.

Whatsapp, FacebookYoutubeInstagram,  y Twitter son las redes que dominan en España, aunque Tik Tok es la que más ha crecido, ya que su uso se ha multiplicado por 3 en el último año.

Por otro lado, un 52% de los usuarios de redes sociales sigue las cuentas de sus marcas preferidas; 1 de cada 4 confiesa que no le molesta la publicidad en redes sociales y el 34% valora positivamente la publicidad que se adapta a sus intereses. Las redes sociales tienen una gran influencia en el proceso de compra de los consumidores, ya que un 56% confiesa que le influye la información que recibe a través de las redes antes de decantarse por un producto u otro.

Redes mejor valoradas

Whatsapp, Instagram, Facebook, Byte y Youtube son, por este orden, las redes sociales que más se usan. Whatsapp se percibe como una red “necesaria”  para comunicarse con la familia y chatear con amigos. Youtube se asocia a entretenimiento y diversión y Facebook se percibe como una red “interesante” para seguir noticias, interactuar con amigos y divertirse.

Whatsapp, Youtube y Spotify, por su parte, son las redes mejor valoradas por los usuarios. De media, cada uno utiliza habitualmente 4 ó 5 redes sociales diferentes.

¿Para qué usamos las redes sociales?

Estas son las principales actividades para las que usamos las redes sociales:

  • Entretenimiento (81%): videos, chat, cotilleo, conocimiento, eventos
  • Interactuar (77%): chat, publicaciones, comentar, actualidad, conocer gente
  • Información (66%): servicio al cliente, fines profesionales, seguimiento de marcas
  • Buscar inspiración (33%)
  • Conocer gente (30%)
  • Seguir tendencias (30%)
  • Seguimiento del mercado profesional (29%)

Y seguimos, sobre todo, redes de amigos y familiares (96%), influencers (56%), marcas (52%), medios de comunicación (41%), partidos políticos (16%).

Consumo audiovisual 

El 50% del contenido de vídeo que se consume es efímero y el otro 50% corresponde a contenido duradero. En cuanto a la temática: un 56% consume tutoriales; el 50% vídeos de humor; un 45%, musicales; un 42%, informativos; un 39%, vídeos de carácter explicativo; un 31% culturales; un 25%, tendencias, un 24% entrevistas; un 23% webinars y u 23% experiencias. La intensidad del uso ha aumentado en todos los targets, sobre todo en los menores de 40 años. Y la franja horaria en la que más se conectan es de 16:00 a 20:30 horas.

Publicidad en redes sociales y e-commerce

Seis de cada diez usuarios afirman que la publicidad en redes sociales cumple sus expectativas en cuanto a información, usabilidad y formato. Un 6% clican en los anuncios con frecuencia; un 16% bastante a menudo; un 34% a veces, un 28% pocas veces y solo un 17% no clica nunca en los anuncios. La mayor tasa de interacción con la publicidad se da en los usuarios menores de 40 años.

En cuanto a la relación entre publicidad y e-commerce, un 59% de los usuarios confiesa investigar en redes antes del proceso de compra, sobre todo en Facebook e Instagram.

El estudio se llevó a cabo en abril de 2020 a partir de 1.142 encuestas realizadas a hombres y mujeres de entre 16 y 65 años y la opinión de 142 profesionales. Descargar el estudio completo en pdf: Estudio Redes Sociales 2020.

 

 

 

¿Por qué un blog?

Un blog es una página web donde se publica contenido de forma periódica con el fin de lograr determinado objetivos.  Estos contenidos publicados regularmente y presentados en orden cronológico inverso son “artículos” o “posts” y suelen tener una temática concreta. Por ejemplo, en nuestro caso, escribimos sobre comunicación y marca.

Pero, ¿para qué sirve un blog?

La publicación de contenido en un blog te ayudará a incrementar el tráfico de visitas hacia tu sitio web y, así, generar más leads y contactos.

El blog, además, se posiciona muy bien en los buscadores y ayudará a que tu marca u organización tenga mayor visibilidad en Google. También conseguirás reputación y posicionarte como autoridad o voz experta al compartir contenido relevante sobre temas relacionados con la actividad de tu empresa u organización.

Asimismo, el blog es el perfecto estímulo para que dediquemos un tiempo al aprendizaje y la investigación y, de este modo, estar permanentemente actualizados sobre los contenidos que interesan a nuestra organización y a nuestros clientes.

El blog nos ayuda a aclarar las ideas y a pensar de forma concisa. ¡No hay mejor manera de ordenar nuestras ideas que ponerlas por escrito! Y si lo hacemos siguiendo las pautas del blog, donde se busca la sencillez y claridad en la exposición de las ideas, mucho mejor. Cuatro sencillas pautas a la hora de redactar un blog:

  • Una idea por cada frase
  • Frases y párrafos cortos
  • Utilización de listados
  • Orientación a SEO: uso de palabras clave 

Conviene, además, que varias personas de la organización se involucren en la redacción de los blogs, ya que la pluralidad en los puntos de vista enriquecerá el resultado.

En pocas palabras, ¿por qué es interesante tener un blog?

  • Atraerá tráfico a tu web
  • Crearás un canal de comunicación con tus públicos
  • Mejorará tu reputación
  • Ordenarás tus ideas al ponerlas por escrito
  • Estarás siempre aprendiendo cosas nuevas

Para garantizar el éxito, es necesaria una planificación y calendarización de temas que garantice un flujo constante y periódico de contenidos. ¿Con qué frecuencia? Es preferible marcarse metas realistas antes que apuntar demasiado alto y luego fracasar.

En ocasiones, también es positivo actualizar un post antiguo añadiendo nuevos contenidos al mismo, ya que esta puesta al día puede contribuir a que los buscadores lo vuelvan a posicionar.

Pese al empuje de las redes sociales, el blog es una herramienta muy eficaz que no ha perdido vigencia en absoluto y que debe ser parte esencial del ecosistema digital de cualquier organización.

Sare sozialak, sareak josteko

Saregileak gara. Arrantzarako ez, baina ekosistema digitala ehuntzeko josten dugu sarea. Gure eguneroko lanabesak dira sare sozialak, eta aisialdirako baino, lanerako darabilzkigu. Gaur, ekainaren 30a, sare sozialen nazioarteko eguna da. Aitzakia horrekin, sareez hitz egingo dugu datozen lerrootan.

Komunikatzeko moduak aldatu dira

Komunikatzeko moduak guztiz aldatu dira. Adarraren deiadarretik, hitzak paretean edo paperean idaztera; mugak uhin bidez gainditu eta uhinei ahotsa ez ezik, irudia gehitzeraino, hots,  pantaila bidezko komunikazioraino. Mila kilometrora dagoena, ikusezin zena, parez pare izan dezakegu. Munduaren bi ertz klik bakarrean lotu ditzakegu. Teknologiak aldaketak ekarri ditu; eta aldaketa horiek komunikatzeko moduak aldatu ditu.

Esku-eskura ditugu gailu teknologikoak; eta, teknologiari esker, tokitik mugitu gabe munduratu gaitezeke. Mundu bat daukagu eskura. Eta gure eskuetan dago horren aurrean zer egin, nola jokatu.

Erabilera da gakoa

Sare sozialak mugarri izan dira eraldaketa horretan. Gertu zein urrun daudenekin, gure inguruarekin sarea ehuntzeko balio dezakete. Gure ispilu izan daitezke eta izan behar lukete; nahiz eta, sarri, nor garen baino nor izan nahi dugun islatzen dugun. Atsegiteak pilatzearen presioa (edo desioa).

Dema horretan korapilatu ordez, sareen erabilera egokiari atera zukua. Josi sareak, ehundu harremanak; izan zu. Pantaila bat tarteko egonagatik, sortu harreman gardenak. Izan ere, sare sozialek onura asko eman diezazkigukete alor pertsonal nahiz profesionalean:

Onura pertsonalak

  • Gogoratzen al duzue nolakoa zen bizitza WhatsApp gabe? Edonoiz eta (ia) edonorekin komunikatzeko aukera ematen digu. Erraz, azkar, merke.
  • Informazioa. Fake news-ak nonahi topatu arren, klik bakarrarekin informazio mordoa jaso dezakegu. Bilatzen jakitea da gakoa.
  • Entretenimendua. Jolasteko, irakurtzeko, ikusteko, entzuteko… hamaika aukera ematen dizkigute sareek! Etxealdian bistakoa izan da hori.
  • Salaketa soziala nahiz interes soziala. Bogan dauden gaien inguruko zabalkundea  egin dezkaezu, baita gai batzuen inguruan salaketa egin ere. Horren adibide da change.org, baita traolak ere.
  • Ezagutza bilatzea. Aditua zara gai jakin batean? Linkedinen, esaterako, gai batean erreferentziazko izan zaitezke eta esparru horren inguruko sarea, harremanak, sortu ditzakezu.

Onura profesionalak

  • Ikusgarritasuna. Beste edozein euskarri bezala, sare sozial batean presentzia izateak gure markaren ikusgarritasuna dakar, notoriedadea lortu dezakegu.
  • Bezeroarekin harremana. Bezeroekin komunikatzeko bide berriak dira. Chatbot-ak bogan daude eta horiek, hain zuzen, unean uneko harremana bilatzen dute.
  • Merkatu-azterketak: Lehiakideak, gure bezeroak… aztertzeko aukera ematen digute sareek. Focus groups tradizionalen osagarri bikaina bihurtu dira, alderdi jakin bati buruzko informazioa modu erraz eta intuitiboan biltzeko aukera ematen baitigute.
  • Inbertsioaren fruituak. Gure ekintzek duten eragina denbora errealean neurtzeko aukera daukagu. Marketin digitaleko kanpainen inbertsioa zein den jakin dezakegu. (ROI)
  • Posizionamendu organikoa (SEO) errazten du. Bilaketa-motorrek gero eta gehiago hartzen dituzte kontuan emaitza sozialak, gehien baloratzen diren parametroetako batzuetan eragin zuzen baitute.
  • Linkedin bezalako sare sozial profesionalak Social Selling-ean, negozioetan , erreferente bihurtu dira. Diziplina horrek online plataformen bidez negozio-harremanak sortzea ahalbidetzen du.
  • Profil erakargarri eta eguneratuak, zure ospea eta izen ona berresteko balio dezakete. Sareak markaren bozgorailu boteretsua dira, eta hortaz, zure filosofia eta izatea komunikatzeko balio dezakete.

Txaponaren bi aldeak dituzte sare sozialek: onurak eta desabantailak. Baina ilunetan baino, nahiago dugu argietan jarri fokua, arestian esan bezala, erabileran baitago gakoa.

Facebook, Instagram, Linkedin, Twitter, Tik tok, WhatsApp, Telegram, Pinterest, Youtube… Aukerak mila dira. Eta guri, balio digute gertukoekin sarea josteko; eta baita, lanean, bezeroekin hartu eman zuzena izateko ere. Erronka bezain beste, aukera dira. Balia ditzagun!

Confinamiento, conectividad y redes sociales

El estado actual de confinamiento ha acelerado una transición a la virtualidad que ya se veía venir desde principios del siglo XXI. La tecnología estaba ahí, solo faltaba que se dieran las condiciones adecuadas para que se produjera esta explosión, y ésta ha venido de la mano del distanciamiento social.

Streaming, redes sociales, videollamadas, creatividad online… dan forma y moldean esta virtualidad. El mundo ONLINE, además, salta del tiempo de ocio al tiempo del teletrabajo y viceversa, acaparando más y más presencia y proporcionando más y más contenido en la vida cotidiana de millones de personas en el mundo entero.

En este nuevo contexto, las redes sociales, sirven de acicate y ayudan a acentuar nuestra vena creativa. Si vamos a dar rienda suelta a nuestra creatividad, buscamos la recompensa de la difusión y el aplauso; las redes, con su inmediato efecto multiplicador, son nuestro principal aliado.

El consumo de redes se dispara un 55%

Como era fácil de prever, el consumo de redes sociales, principalmente desde dispositivos móviles, se ha disparado en las últimas semanas. En España, en la segunda semana de marzo -inicio del estado de alarma- el uso del móvil se disparó un 38,3% y el consumo de las redes sociales, un 55%.

Según el estudio de Smartme AnalyticsEstudio del impacto del coronavirus en el uso del móvil’, Twitter y Facebook son las fuentes más rápidas y globalizadas de información. Instagram, por su parte, se ha convertido en un centro cultural de artistas –tanto profesionales como aficionados que se apuntan a la tendencia de ‘do it yourself’– instructores y monitores de diferentes disciplinas, museos, teatros y salas de conciertos.

Así, durante la primera etapa del confinamiento el uso de Instagram subió un 22,7%, el de Facebook un 36,5% y Twitter se disparó con un aumento del 56,1%.

Trasladando la nueva situación al plano sociológico, mucho se está debatiendo últimamente sobre si esta terrible pandemia servirá para que, una vez concluya, la sociedad tome nota y corrija algunos de los errores que estaban quedando en evidencia en las últimas décadas. Sobre cómo marcará la pandemia el futuro próximo del mundo digital,  Ethan Zuckerman, director del centro para Medios Cívicos del MIT, es optimista.

Ola de creatividad

En un artículo publicado recientemente,  ‘El lado humano de la conectividad’, comenta cómo una creciente reacción contraria a la tecnología digital está dando paso ahora a una esperanzadora ola de creatividad.  “Estamos inventando nuestras propias formas de relacionarnos en este mundo nuevo. Mi esperanza es que en los años venideros no perdamos esta creatividad, esta noción de que podemos hacer que el mundo digital funcione como nosotros queramos, y no como algún emperador piense que debería funcionar”, sostiene Zuckerman.

Por ahora, esta ola de creatividad y los diferentes usos que estamos dando a la tecnología parece que auguran la irrupción de un mundo digital más participativo y horizontal. Estaremos atentos a ese otro futuro que ya está aquí.

Audímetros que estallan

La nueva realidad a la que nos ha obligado el estado de alarma nos mantiene recluidos en casa pero, eso sí, pegados a una pantalla (o varias). Televisión, Redes Sociales, plataformas de streaming, formación online, propuestas de ocio y deporte monitorizado desde Internet….las posibilidades se han multiplicado, y el que se aburre, es porque quiere.

En esta situación de confinamiento generalizado, las audiencias televisivas se disparan día a día, sobre todo en lo que se refiere al consumo de informativos y concursos: contenidos para estar informados sobre la actualidad y contenidos para evadirnos de ella. Así, el pasado 15 de marzo se alcanzó el récord histórico de consumo televisivo, con 335 minutos de media por cada ciudadano el Estado.

En cuanto a EiTB, Euskal telebista, en la primera semana de cuarentena ETB2 ha sido la segunda cadena más vista entre la ciudadanía vasca con un 11,2% de share. ETB1 ha obtenido un 1,1% y ETB3 un 0,5%. Esta última ha aprovechado la coyuntura y es la segunda opción de las y los más pequeños.

En la otra cara de la moneda, el coronavirus también ha provocado la suspensión temporal de muchos programas muy populares, caso de El Hormiguero, El Intermedio, Operación Triunfo, Gure Kasa y Ahoz Aho, entre otros. Con el fin de tratar de llenar este vacío, las y los ciudadanos se han volcado en la creación de contenidos de entretenimiento a través de Youtube, Instagram o Twitter, principalmente.

Algunas cadenas televisivas también han aprovechado esta situación para crear nuevo contenido. Hamaika Telebista ha puesto en marcha cuatro programas: Pandoraren Kutxa, Errezeta beganoak, Eskatzea libre y Etxeko Sessions. El programa de EiTB Ur Handitan ha grabado su último capítulo desde diferentes casas de Euskal Herria a la que han llamado #Etxeangeratu.

La situación de cuarentena también se ha cebado con el deporte en directo, que ha desaparecido prácticamente de todas las cadenas. Eso sí, los nostálgicos y los adictos pueden desquitarse y rememorar desde el sillón tiempos de gloria viendo finales y eventos deportivos que hicieron época.

De forma paralela al consumo televisivo, también se ha incrementado exponencialmente el consumo de las plataformas, hasta el punto de que Netflix y Amazon, junto a Youtube, reducirán la calidad de reproducción durante 30 días para hacer frente al incremento de la demanda. Se calcula que esta reducción en la calidad de la señal hará bajar el tráfico hasta un 25%.

Ha habido, asimismo, plataformas de pago como Movistar + que reaccionaron en los primeros momentos de la crisis con una acertada campaña de marketing consistente en el acceso gratis a los contenidos durante 30 días.

También ha habido creadores que han puesto ha disposición del público sus obras, como la periodista Ane Irazabal con su documental Awlad, Hesiak Gainditu. Los museos han puesto a disposición visitas virtuales de libre acceso, las bibliotecas han abierto a todo el público los catálogos digitales… y otro sinfín de propuestas que  pueden conseguir que el confinamiento  se nos haga más llevadero.