Resultados de la busqueda para Tendencias.

La necesidad como motor de transformación

“El verdadero motor de la transformación digital es la necesidad, no la oportunidad tecnológica”, dice Genís Roca, experto en Internet. Así lo explica en el podcast del Banco Sabadell ‘Digitalización en tiempos de coronavirus’, en el que rastrea las nuevas oportunidades que traerá la pandemia.

Uno de los nuevos escenarios es el que tiene que ver con los servicios de proximidad. La reducción de la movilidad ha puesto en valor estos servicios que ahora tienen la gran oportunidad de estrechar lazos con su comunidad y salir reforzados de esta crisis.

 

La hostelería se reinventa

Un ejemplo muy cercano es Eroso. Esta empresa creada en Arrasate en plena pandemia ha desarrollado una plataforma online dirigida a bares y restaurante locales para distribuir productos directamente a los domicilios. De esta manera, la fórmula escalable de negocio que facilita Internet se centra en un ámbito local y añade valores a la propuesta. Así, Eroso trata de poner en valor la economía y el producto local, la cultura e identidad propia y la garantía de unas buenas condiciones de trabajo para el personal de reparto. Así lo explican en la web, en un apartado denominado  ‘Un proyecto con alma’.

 

En otros casos, han sido los proveedores de productos alimenticios los que se han puesto las pilas. Con los restaurantes cerrados durante varios meses, han tenido que ingeniar nuevas vías de venta para llegar al consumidor final y dar salida de este modo al producto. Es el caso de Cárnicas Goya de Tolosa, que ofrece sus productos a un precio competitivo mediante ofertas vía WhatsApp.

Otras propuestas que se adaptan a la nueva realidad responden a necesidades a la que se tendrá que adaptar el mundo de la hostelería. Una de ellas consiste en evitar puntos de contacto de riesgo en la experiencia gastronómica. Así, Akarta Online es un servicio que se anuncia como gratuito y facilita una herramienta simple y fácil de usar, para que cualquier establecimiento de restauración ponga a disposición de sus clientes una carta digital, evitando así el contacto táctil con las cartas o menús convencionales. En esta misma línea también se ubican las plataformas de generación de cartas para restaurantes mediante códigos QR.

 

Iniciativas solidarias

Asimismo, muchos otros negocios se han visto en la necesidad de diversificar su actividad orientándose hacia productos sanitarios que han escaseado, sobre todo, en las primeras fases de la pandemia.

Es el caso de la producción de máscaras de seguridad realizadas mediante tecnología de impresión 3D, de mascarillas o de mamparas de seguridad, verdadero maná en estos tiempos para las empresas de cristalería.

En muchas ocasiones, la producción de estos elementos de seguridad ha sido a través de acciones de voluntariado y de comunidades ‘maker’, como esta iniciativa a cargo de Mondragon Unibertsitatea.

La empresa guipuzcoana Datik, por su parte, ha desarrollado un dispositivo inteligente denominado Covid Manager, que ayuda a controlar la entrada de usuarios en un medio de transporte público y cumplir los protocolos de seguridad establecidos por las autoridades: que todos los pasajeros porten mascarilla, que no suba nadie con fiebre, y ni una persona más del aforo establecido.

 

Crisis y oportunidad

Las iniciativas de ayuda solidaria han propiciado en ocasiones que varias empresas o asociaciones hayan aunado fuerzas para multiplicar su capacidad de respuesta. Un ejemplo cercano es el de la cooperativa Ausolan que, en colaboración con el consorcio europeo EIT Food, los Bancos de Alimentos de Madrid, Bilbao y Gipuzkoa han puesto en marcha la iniciativa ‘Los Salvacomidas’. Este proyecto permitirá elaborar y entregar más de 60.000 menús infantiles desde mediados de mayo, hasta que finalice el curso escolar.

Se dice que en chino la palabra crisis está compuesta por dos caracteres, uno significa crisis y el otro oportunidad. Muchas empresas, emprendedores y agentes sociales están demostrando una esperanzadora capacidad de convertir la nueva realidad que nos trae esta pandemia en oportunidad de cambio y mejora.

 

 

 

Confinamiento, conectividad y redes sociales

El estado actual de confinamiento ha acelerado una transición a la virtualidad que ya se veía venir desde principios del siglo XXI. La tecnología estaba ahí, solo faltaba que se dieran las condiciones adecuadas para que se produjera esta explosión, y ésta ha venido de la mano del distanciamiento social.

Streaming, redes sociales, videollamadas, creatividad online… dan forma y moldean esta virtualidad. El mundo ONLINE, además, salta del tiempo de ocio al tiempo del teletrabajo y viceversa, acaparando más y más presencia y proporcionando más y más contenido en la vida cotidiana de millones de personas en el mundo entero.

En este nuevo contexto, las redes sociales, sirven de acicate y ayudan a acentuar nuestra vena creativa. Si vamos a dar rienda suelta a nuestra creatividad, buscamos la recompensa de la difusión y el aplauso; las redes, con su inmediato efecto multiplicador, son nuestro principal aliado.

El consumo de redes se dispara un 55%

Como era fácil de prever, el consumo de redes sociales, principalmente desde dispositivos móviles, se ha disparado en las últimas semanas. En España, en la segunda semana de marzo -inicio del estado de alarma- el uso del móvil se disparó un 38,3% y el consumo de las redes sociales, un 55%.

Según el estudio de Smartme AnalyticsEstudio del impacto del coronavirus en el uso del móvil’, Twitter y Facebook son las fuentes más rápidas y globalizadas de información. Instagram, por su parte, se ha convertido en un centro cultural de artistas –tanto profesionales como aficionados que se apuntan a la tendencia de ‘do it yourself’– instructores y monitores de diferentes disciplinas, museos, teatros y salas de conciertos.

Así, durante la primera etapa del confinamiento el uso de Instagram subió un 22,7%, el de Facebook un 36,5% y Twitter se disparó con un aumento del 56,1%.

Trasladando la nueva situación al plano sociológico, mucho se está debatiendo últimamente sobre si esta terrible pandemia servirá para que, una vez concluya, la sociedad tome nota y corrija algunos de los errores que estaban quedando en evidencia en las últimas décadas. Sobre cómo marcará la pandemia el futuro próximo del mundo digital,  Ethan Zuckerman, director del centro para Medios Cívicos del MIT, es optimista.

Ola de creatividad

En un artículo publicado recientemente,  ‘El lado humano de la conectividad’, comenta cómo una creciente reacción contraria a la tecnología digital está dando paso ahora a una esperanzadora ola de creatividad.  “Estamos inventando nuestras propias formas de relacionarnos en este mundo nuevo. Mi esperanza es que en los años venideros no perdamos esta creatividad, esta noción de que podemos hacer que el mundo digital funcione como nosotros queramos, y no como algún emperador piense que debería funcionar”, sostiene Zuckerman.

Por ahora, esta ola de creatividad y los diferentes usos que estamos dando a la tecnología parece que auguran la irrupción de un mundo digital más participativo y horizontal. Estaremos atentos a ese otro futuro que ya está aquí.

Audímetros que estallan

La nueva realidad a la que nos ha obligado el estado de alarma nos mantiene recluidos en casa pero, eso sí, pegados a una pantalla (o varias). Televisión, Redes Sociales, plataformas de streaming, formación online, propuestas de ocio y deporte monitorizado desde Internet….las posibilidades se han multiplicado, y el que se aburre, es porque quiere.

En esta situación de confinamiento generalizado, las audiencias televisivas se disparan día a día, sobre todo en lo que se refiere al consumo de informativos y concursos: contenidos para estar informados sobre la actualidad y contenidos para evadirnos de ella. Así, el pasado 15 de marzo se alcanzó el récord histórico de consumo televisivo, con 335 minutos de media por cada ciudadano el Estado.

En cuanto a EiTB, Euskal telebista, en la primera semana de cuarentena ETB2 ha sido la segunda cadena más vista entre la ciudadanía vasca con un 11,2% de share. ETB1 ha obtenido un 1,1% y ETB3 un 0,5%. Esta última ha aprovechado la coyuntura y es la segunda opción de las y los más pequeños.

En la otra cara de la moneda, el coronavirus también ha provocado la suspensión temporal de muchos programas muy populares, caso de El Hormiguero, El Intermedio, Operación Triunfo, Gure Kasa y Ahoz Aho, entre otros. Con el fin de tratar de llenar este vacío, las y los ciudadanos se han volcado en la creación de contenidos de entretenimiento a través de Youtube, Instagram o Twitter, principalmente.

Algunas cadenas televisivas también han aprovechado esta situación para crear nuevo contenido. Hamaika Telebista ha puesto en marcha cuatro programas: Pandoraren Kutxa, Errezeta beganoak, Eskatzea libre y Etxeko Sessions. El programa de EiTB Ur Handitan ha grabado su último capítulo desde diferentes casas de Euskal Herria a la que han llamado #Etxeangeratu.

La situación de cuarentena también se ha cebado con el deporte en directo, que ha desaparecido prácticamente de todas las cadenas. Eso sí, los nostálgicos y los adictos pueden desquitarse y rememorar desde el sillón tiempos de gloria viendo finales y eventos deportivos que hicieron época.

De forma paralela al consumo televisivo, también se ha incrementado exponencialmente el consumo de las plataformas, hasta el punto de que Netflix y Amazon, junto a Youtube, reducirán la calidad de reproducción durante 30 días para hacer frente al incremento de la demanda. Se calcula que esta reducción en la calidad de la señal hará bajar el tráfico hasta un 25%.

Ha habido, asimismo, plataformas de pago como Movistar + que reaccionaron en los primeros momentos de la crisis con una acertada campaña de marketing consistente en el acceso gratis a los contenidos durante 30 días.

También ha habido creadores que han puesto ha disposición del público sus obras, como la periodista Ane Irazabal con su documental Awlad, Hesiak Gainditu. Los museos han puesto a disposición visitas virtuales de libre acceso, las bibliotecas han abierto a todo el público los catálogos digitales… y otro sinfín de propuestas que  pueden conseguir que el confinamiento  se nos haga más llevadero.

 

El nuevo Linkedin

nuevo_linkedin

La posibilidad de publicar en páginas de empresa desde el móvil era una de las más esperadas actualizaciones del nuevo Linkedin que se ha hecho realidad hace poco tiempo. Ésta y otras novedades han conseguido mejorar la red social que, sin perder sus señas de identidad como red para profesionales enfocada a temas relacionados con el trabajo, se actualiza en diseño y recursos.

Sin hacer apenas ruido, Linkedin comenzó a realizar cambios y mejoras en la segunda mitad del año pasado y, al parecer, éstas culminarán en el primer trimestre del 2019. Con sus 562 millones de personas registradas (2018)  y 10 millones en España, Linkedin es una de las redes sociales más discreta y se mantiene por ahora alejada de las controversias y polémicas que envuelven a otras redes más generalistas.

El otro gran cambio ha sido la renovación de la plataforma de anuncios, desde la que ya se puede acceder con más facilidad a un mayor abanico de posibilidades, entre varios tipos de imágenes, como foto fija, carrusel o vídeo. La herramienta de segmentación de públicos, bastante limitada hasta ahora, también se ha renovado para ofrecer más posibilidades, pareciéndose cada vez más a la de Facebook.

En los contenidos orgánicos, asimismo, cada vez es más habitual el uso del vídeo ya que la rapidez de carga y visualización, compatibilidad de formatos, etc., ha mejorado también sustancialmente. Estas mejoras del nuevo Linkedin están consiguiendo el acercamiento de un público cada vez más genérico, por lo que ya hay quien dice que se está convirtiendo en el nuevo Facebook.

el_nuevo_linkedin

Fuente: brandwatch

Crea una página de Linkedin

Otra de las novedades es la herramienta de creación de páginas que, de una manera muy intuitiva, ofrece cuatro opciones dirigidas a otros tantos tipos de página: para empresa de menos de 200 trabajadores; para grandes empresas, de más de 200 empleados; página de producto y de institución educativa. Además de pequeñas mejoras en el diseño (logo, mayor visibilidad a la página web, etc.) otra de las novedades es el lema que figura bajo el logotipo.

Por otro lado, los contenidos difundidos por grupos ahora se pueden ver en el feed general de la red social y se ha producido una simplificación en la gestión de esta herramienta. También se le quiere dar mayor relevancia al uso de los hashtags para fomentar que los usuarios interactúen  con aquellos miembros de la comunidad que suban contenidos de la misma temática. Los hashtags ocupan ahora un lugar destacado en la columna izquierda de la navegación desde el perfil personal, encima de los grupos.

Finalmente, LinkedIn ha creado en las páginas de empresa la opción Sugerencias de Contenido con el fin de que el usuario acceda desde la página a contenidos filtrados por sector, ubicación, función laboral o nivel de experiencia del usuario.

Con la evolución que está viviendo, LinkedIn ha dejado ya de ser esa red social un poco aburrida y con recursos limitados a la que nos conectábamos solo desde el lugar de trabajo. Se ha convertido en una red donde prima lo profesional desde un punto de vista cada vez más amplio y que ofrece experiencias a la altura de sus competidores más avanzados.

Vídeo 360º, VR, AR… sí, es real

¿Qué ocurre cuándo la tecnología hace que viajes espacios reales sin moverte? ¿Que pasa cuando crees que camines por calles de Londres cuando estás andando por los pasillos de tu casa? Ocurre que los y las consumidoras viven experiencias más inmersivas, justo lo que buscan.

Vivir en carne propia influye

Van por ahí los tiros en el sector del vídeo online. Cómo se sirve el contenido tiene casi tanta importancia como el contenido en sí. Las innovaciones digitales han dado en el botón de ¿cómo? y han creado mundos nuevos, estimulando los sentidos del público, trasladando a los y las espectadoras a otros lugares…

Las experiencias inmersivas son una de las principales tendencias tecnológicas del 2019. Por ejemplo, el vídeo 360º, la realidad virtual y la realidad aumentada hacen que las personas usuarias disfruten de experiencia más interactivas y realistas.

  • Vídeo 360º

Dicho formato permite tener vídeos con visión circular: arriba, abajo, izquierda, derecha y atrás. Imitan el comportamiento de la visión humana y podemos ver como si estuviésemos en el lugar. Hay dos tipos de videos 360:

  • Monoscópico: Son producciones 2D, donde ves el espacio de alrededor pero no sientes el mundo 3D. Ejemplo: Street View de  Google Maps.
  • Estereosópico: Se asemeja a la realidad virtual ya que se ven en este tipo de visores. Se siente sumergido en el mundo 3D.

DSC05775baja

  • Realidad virtual

La realidad virtual crea un mundo virtual, por lo tanto, no real, y transporta a la persona usuaria a esa realidad.  Crea contextos digitales que imitan el mundo real. En la realidad virtual todo es virtual.

  • Realidad aumentada

La realidad aumentada incrusta información digital en el mundo real. Las personas usuarias pueden interactuar con contenidos virtuales en el mundo real y tienen libertad para elegir el camino que quieren tomar.

DSC05770baja

 

Un paso más para llegar al cliente

En AZK hemos trabajado con estas innovaciones digitales, consiguiendo mejorar la realidad y dejar al usuario entrar en ella. Un ejemplo de ello es el proyecto de Realidad Aumentada desarrollado por la Escuela Politécnica Superior de Mondragon Unibertsitatea para conocer de primera mano el campus de Orona Ideo.

Desde el lugar en el que se encuentren, gracias a las gafas AR, las personas interesadas podrán visitar las instalaciones de Orona Ideo: caminar por sus pasillos, conocer las aulas y los laboratorios… Y no sólo eso, también podrán ver diferentes trabajos audiovisuales: videos testimoniales de las y los estudiantes, galerías fotográficas…

Otros de los ejemplos son los vídeos realizados en 360º para el Museo de la Industria Armera de Eibar. Así, las personas que acudan al museo podrán visitar espacios inaccesibles sin moverse del museo.

Por lo tanto, apostar por innovar hace que las personas usuarias vivan experiencias únicas.

 

 

123